China y Asia son motores del crecimiento mundial

 

Según Hu, desde la creación de la República Popular de China en 1949, y principalmente con la puesta en práctica de la política de apertura y reforma de Deng Xiaoping, China ha registrado una transformación profunda que en los últimos 26 años permitió un crecimiento económico medio anual del 9.4%.

El máximo líder chino afirmó, en el Gran Salón del Pueblo de Beijing que el número de campesinos pobres descendió en China a 26 millones y el comercio exterior crece al 16% anual, con las reservas exteriores situadas en 609 mil 900 millones de dólares.

El Foro Global Fortune abierto Beijing reúne en la capital china a 88 máximos directivos de 500 empresas internacionales y unos 900 delegados.

Un centenar de directivos de grandes multinacionales encabezados por el Presidente-director general de Time Warner, Richard Parsons, y el director de Fortune, fueron recibidos antes de la inauguración del foro por el Presidente chino.

Hu manifestó a los ejecutivos que China marcó su objetivo central para los primeros 20 años del siglo: «fortalecer esfuerzos para aprovechar la importante ventana de oportunidades estratégicas a fin de construir una sociedad moderadamente próspera que beneficie a mil millones de personas».

«Para 2020 cuadruplicaremos el PIB y alcanzaremos una renta por habitante de unos 3 mil millones de dólares, habremos desarrollado más la economía, mejorado la democracia, avanzado en ciencia y educación, enriquecido la cultura y mejorado la calidad de vida para el pueblo».

Pero el Presidente Hu dejó claro también que el camino para lograrlo pasa por «mantenernos la reforma para una economía de mercado socialista, mejorando la innovación institucional, profundizando las reformas y galvanizando la creativa vitalidad de la sociedad», añadió.

Según Hu, el desarrollo de China continuará generando oportunidades de cooperación que lleven al beneficio mutuo tanto en Asia como en otras partes del mundo.

A finales del 2004, China había atraído 562 mil 100 millones de dólares en inversión exterior directa, aprobado el establecimiento en el gigante asiático de más de 500 mil empresas extranjeras y creado un gigantesco mercado de importaciones que genera anualmente unos 560 millones de dólares, manifestó.

 Actualmente, la mayoría de países y regiones tienen empresas con inversiones en China con 700 centros de inversión y desarrollo establecidos por inversores extranjeros.