Ciclón colapsó servicios: UTE, OSE y Antel piden 48 hs. de paciencia.

Entre los lesionados en Montevideo la mayoría fueron policías que se encontraban de servicio, informaron fuentes del servicio 911.

La capacidad de respuesta de los servicios de emergencia fue desbordada. Mas de 13.200 personas llamaron al 911 en 9 horas: entre las 22 horas del martes 23 y las 7 de la mañana del día siguiente.

Entre martes y miércoles se recibieron 20.000 llamadas, cuando en un día normal se registran unas 3.000. En un turno de seis horas se informó de 160 voladuras de techos.

Fuentes del servicio de emergencia indicaron que no estaban avisados de que iba a ocurrir un fenómeno de esta magnitud.

La central del servicio 911 se saturó por la cantidad de llamadas, afirmó el ministro interino del Interior, Juan Faroppa.

El propio Ministerio del Interior sufrió las consecuencias del temporal, comentó el jerarca, con cortes de energía eléctrica y la caída del servidor central del sistema informático.

UTE recibió 38.500 reclamos, 16.000 de ellos en las primeras horas. Hasta la tardecita de ayer se habían solucionado 23.000 de esos llamados y de los quedaban pendientes la mayoría pertenecen a Montevideo y Canelones.

De los 100.000 clientes de UTE que se quedaron sin luz, unos 60.000 seguían anoche sin corriente. El propio edificio Libertad, sede de la Presidencia, estuvo sin luz durante varias horas. En un comunicado, UTE informó que el temporal “produjo daños de muy diversa entidad que afectaron severamente las redes e instalaciones de transmisión y distribución de energía eléctrica”.

El abastecimiento de agua y las comunicaciones telefónicas sufrieron interrupciones, en algunos casos, debido a los cortes de electricidad. En este sentido, las situaciones más graves se registraron en la costa de Canelones. El presidente de OSE, Carlos Colacce, dijo a El País que entre el martes y el miércoles hubo seis veces más denuncias por roturas de caños que en un día normal. De seis o siete saltó a 40.

La complicación más grande se presentó en La Floresta, que lleva más de 48 horas sin suministro de agua potable. Siendo optimistas, expresó Colacce, hoy se recompondrá el bombeo.

La presidenta de Antel, María Simón, dijo a El País que hasta ayer se había repuesto el servicio a más de la mitad de los clientes de telefonía fija que se quedaron sin señal como consecuencia del temporal del martes de noche. Indicó que para los reclamos a los que normalmente se asiste en cuatro horas hay un período de espera de 48 horas.

Los clientes que tengan el servicio interrumpido durante ese tiempo deberían recibir algún beneficio, estimó Simón. la jerarca indicó que se recibieron unos 5.000 reclamos en Montevideo, 15.000 en Canelones y 2.500 en el resto del país.

Muchas de las interrupciones en el servicio telefónico se debieron a cortes de luz en centralitas zonales. UTE dio prioridad a esas reparaciones. Respecto a la telefonía celular sólo hubo intermitencias en el servicio de ANCEL debido a que algunas antenas y radiobases se desalinearon. Movistar Telefónica sí sufrió la caída de algunas antenas.

Tanto OSE, como UTE y Antel indicaron que en 48 horas estarán solucionados los problemas más importantes y se restituirá el servicio a casi todos los abonados.