CNCS advirtió riesgos para inversión y empleo

 Esas son las principales conclusiones que se pueden extraer de la Encuesta Trimestral que realiza la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), correspondiente al período abril-junio, la cual fue divulgada ayer por la gremial. Según ese relevamiento, las ventas del sector continuaron mostrando en el segundo trimestre del 2005 una “significativa recuperación” al compararlas con un año atrás.

La mayoría de los empresarios encuestados percibe un “mejoramiento en la actividad económica global y repercusiones favorables sobre la actividad” de sus firmas y, además, una “mejora de su rentabilidad”, apuntó la CNCS. Sin embargo, persisten algunas “incertidumbres” entre los empresarios vinculadas principalmente al área laboral –proyecto de ley de fuero sindical, decreto de ocupaciones de empresas– y se advierte que éstas “podrían afectar negativamente la inversión y el empleo futuro”.

Los entrevistados vinculan los mejores resultados a los cambios introducidos en la gestión de sus empresas en oportunidad de la crisis económica de 2002. “De alguna manera, la crisis fue el catalizador de la mejora en la gestión de las empresas que así lograron sobrevivir”, señala el informe.

La encuesta se realizó a partir de información de aproximadamente 200 empresas de diferentes rubros del sector Comercio y Servicios, alcanzando 450 locales con una población ocupada de 13 mil personas.

Las ventas reales de la mayoría de los rubros aumentaron en el segundo trimestre del año en relación al mismo período del 2004. Los que tuvieron mayores subas fueron en autos y camiones, informática (software y servicios), electrodomésticos, ferreterías mayoristas, ópticas y vestimenta.

Las ventas de cero kilómetros aumentaron 85% en abril-junio, respecto a un año atrás, y las de camiones crecieron 128,3%.

La comercialización de software aumentó 52,4% y la de servicios informáticos subió 28%.

También se incrementó fuerte la venta de electrodomésticos (42,9% en el trimestre), empujado por la baja de los precios de esos bienes.

La actividad de las ferreterías mayoristas mantuvo una sostenido suba en sus ventas. La facturación en dólares en ese giro aumentó 42,7% en todo el primer semestre, como reflejo de la mayor actividad tanto en el agro como en la industria.