Cofac asegura que logró apoyo de sus ahorristas

Los informantes dijeron que la institución continuará recogiendo adhesiones con el propósito de superar ampliamente los mínimos exigidos legalmente. Según las fuentes la aceptación de los ahorristas mayores fue casi unánime y agregaron que en el interior se recogieron mejores porcentajes que en Montevideo.

Si bien no se aventuró a determinar la fecha de reapertura de Cofac el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo ayer que el gobierno está «muy satisfecho» con el plan acordado entre la cooperativa y la Superintendencia de Instituciones de Intermediación Financiera (SIIF). Advirtió que si bien el acuerdo es «muy exigente», es importante para garantizar «una adecuada salida a la institución», por lo que sus integrantes tienen «mucha esperanza de que el buen grado de aceptación que está teniendo la propuesta de contribución de ahorristas y depositantes a la capitalización de la cooperativa» permita la pronta reapertura.

El titular de la cartera de Economía explicó que el aumento de U$S 27 millones a U$S 40 millones de patrimonio para que Cofac abra sus puertas no tuvo que ver con los aportes del gobierno sino que fueron para «asegurar absolutamente que se sale sanamente de esta situación».

El presidente del Banco Central, Walter Cancela, dijo a El País que una vez que se reciban las adhesiones al plan de capitalización, la reapertura se puede realizar en un «plazo breve».

Al iniciar la segunda semana tras la suspensión de Cofac, Cancela sostuvo que los efectos en la plaza financiera fueron muy restringidos.

TAREAS. Además de la firma de los depositantes para aprobar la capitalización de Cofac con un porcentaje de sus ahorros, los gerentes de la cooperativa trabajaban ayer para lograr la adhesión de los tenedores de obligaciones negociables y los aportes voluntarios de los titulares de cuentas corrientes.

También existe un trabajo previo con los ahorristas que no fueron reprogramados para atenuar los posibles retiros, dijeron a El País fuentes de Cofac. Hubo contactos con depositantes además de afinarse cuál será el trabajo y el discurso «ante la gente» cuando la cooperativa abra sus puertas.

De la cantidad de retiros que se espera que habrá dependerá la liquidez que tendrá que tener la cooperativa para retomar su operativa y para diseñar instrumentos que permitan compensar a los ahorristas que capitalicen y vean sus depósitos reprogramados.

Al momento de su apertura Cofac debe contar con activos líquidos para responder por el total de los depósitos y cajas de ahorro menores a U$S 15 mil y para abonar la primera cuota de los reprogramados.

Otro punto donde se trabajó fuerte fue en convencer a los corredores y a los tenedores de obligaciones negociables para que capitalicen con el 26% de sus títulos a la cooperativa, lo que es considerado un «aporte importante» para el plan. Ayer el gerente comercial de Cofac, Raúl Onetto, estuvo en la rueda de la Bolsa de Valores de Montevideo, explicando el plan.

El presidente de la institución, Angel Urraburu, dijo a El País que se espera completar en el menor tiempo posible la aprobación voluntaria y que también se analiza la recompra de obligaciones por parte de Cofac. También el corredor consideró fundamental obtener el apoyo de los obligacionistas para la aprobación del plan. El circulante de obligaciones es de U$S 12 millones de los cuales cerca de U$S 2 millones están en poder de Cofac.