Cofac presenta versión final de su plan de capitalización

Esta mañana las autoridades de Cofac presentarán a la superintendencia de bancos la nueva versión del plan donde se recogen sus sugerencias de incrementar la capitalización de U$S 30 millones a U$S 40 millones, de ampliar la reducción de costos operativos de 23,5% a 30%, y de extender en algunos casos el plazo de la reprogramación de los depósitos mayores a más de un año, que era lo que estaba previsto en la iniciativa original.

Además es un hecho que se comenzará a reprogramar y a capitalizar a la entidad transformando un porcentaje de los depósitos en acciones preferentes desde un piso de U$S 15 mil, que cobrarían un renta equivalente a su valor en Unidades Indexadas más 2%.

Entrarán dentro de la reprogramación las cajas de ahorro y las cuentas corrientes en dólares.

En Cofac ya adelantaron las negociaciones con los depositantes que deberán entrar en la capitalización y se aguarda trabajar el fin de semana para lograr los acuerdos. Si bien se trabaja con la idea de abrir el lunes, es casi seguro que no se podrá llegar a ese meta, aunque sí a volver durante la semana que viene.

La idea que se maneja es que Cofac adopte las mayores exigencias planteadas ayer por la superintendencia a cargo de Fernando Barrán y que en caso de que las respuestas de los clientes sean positivas y existan nuevas inyecciones de capital se puedan tomar medidas para mitigar los efectos de la capitalización con acciones preferentes y de la reprogramación. El Central exige que al momento de abrir la cooperativa tenga liquidez para cubrir el total de los pasivos que queden sin reprogramar.

RECURSOS. La capitalización a través de los ahorristas permitirá obtener la mayoría de los U$S 40 millones que se deben aportar, U$S 30 millones para cubrir la insuficiencia patrimonial y el resto para compensar los resultados negativos de los últimos años. Se entraría entonces en un escenario similar al del Banco República o el Nuevo Banco Comercial donde se pudo adelantar la entrega de los depósitos reprogramados.

En el tintero quedan la formación de un fideicomiso con valor facial por U$S 30 millones con cartera de difícil recuperación. Al sacar la cartera del balance se reduciría las previsiones que se deben hacer sobre los créditos y libera fondos que ayudarían a incrementar el patrimonio. Se sigue trabajando con el banco cooperativo argentino Credicoop, aportes de otras fuentes y venta de activos.

Además de darle liquidez a las acciones consiguiendo que coticen en bolsa también se trabaja en el otorgamiento de préstamos para darle capital de giro o de trabajo y que tendrá como garantía el resto del depósito, que está reprogramado.

Ayer la gerencia de Cofac firmó un acuerdo con el sindicato por el que se ratifica una baja de 23% —incluyendo beneficios— además de un sistema de flexibilización de horario por el que Cofac podrá atender de mañana y los fines de semana, incluso realizando operativa que contrata a una red de pagos. Se bajará el número de contratos y se incentivarán los retiros voluntarios, en tanto existe un plan por el que se podría eliminar algunas sucursales que hoy tiene la cooperativa. Por lo menos ya hay dos sucursales que cerrarían en breve.

Habrá también un cambio gradual en el plan de negocios por lo que Cofac se concentrará mayoritariamente en préstamos al consumo y a pequeñas y medianas empresas, reduciendo su exposición al negocio de financiación corporativa.