Cofe desafía prohibición de ocupar los ministerios

«Debe entenderse que la ocupación es una extensión del derecho de huelga, por tanto es una medida que los trabajadores podemos adoptar si la entendemos pertinente», aseguró a Ultimas Noticias el secretario general de Cofe, Joselo López, quien advirtió que «a los trabajadores no nos van a amedrentar con ese tipo de anuncios». Esta posición es compartida por otros integrantes de la gremial que prefirieron permanecer en el anonimato.

En la víspera, se reunió la Mesa Ejecutiva de Cofe, «facultando» al Secretariado a coordinar las medidas a tomar tras la reunión del viernes en el Consejo Superior de Salarios en el Ministerio de Trabajo, con el resto de los gremios pertenecientes al Departamento de Públicos (Enseñanza, Mesa Coordinadora de Entes, Municipales, Judiciales y Administración Central).

Indicó que «el 4,4 por ciento que nos otorgaron en enero ya a mediados de julio habrá sido absorbido por la inflación, que a fines de junio trepó a 3,88 por ciento, como habíamos adelantado, de allí nuestro reclamo de que nos otorguen un 100 por ciento sobre el IPC con retroactividad al 1o de julio».

En cuanto a si eventuales medidas de «ocupación» deben ser consultadas o coordinadas con el PIT-CNT, López, dijo que «cada gremio tiene la capacidad de tomar una medida en forma independiente», reiterando que sí los reclamos de Cofe y otros gremios no son contemplados, luego de las vacaciones de julio «va a haber novedades, sin duda, las cosas van a empezar a complicarse».

El otorgamiento de un «adelanto» a cuenta de enero próximo podría ser una salida que evitaría la aplicación de «medidas extremas» este mismo mes, pero López en lo que enfatizó más en que «acá lo que se reclama es que haya un trato igualitario para todos. Para Salud Pública hubo aumento, pero para nosotros no…».

Como informamos ayer, tras una crítica lanzada por Astori, cuya sede ministerial fuera ocupada, el presidente Vázquez sostuvo que se deben prevenir actos similares y dio órdenes para «reforzar las guardias», fundamentalmente al ministro del Interior, José Díaz, quien de está forma quedó «facultado» para desalojar eventuales manifestantes que ocupen ministerios u oficinas públicas.