Combustibles bajan 6,5% en promedio.

El directorio de ANCAP anunció ayer una rebaja en el precio de los combustibles del 6,5% en promedio, medida que le servirá al gobierno para contener la inflación en momentos que esta se acelera. En 2008 el Índice de Precios al Consumo cerró en 9,2%, el mayor incremento de los últimos cinco años.
Esta es la quinta rebaja consecutiva que realiza el gobierno de de los combustibles desde setiembre, lo que implica una reducción acumulada de 33% en el precio de los combustibles, según dijeron las autoridades de la firma petrolera.

El presidente del ente, Raúl Sendic, dijo que la empresa estatal, junto con los ministerios de Industria y Economía, seguirá monitoreando el precio internacional del petróleo en procura de aplicar más rebajas.

En este caso la reducción no es diferencial para los distintos combustibles como en los meses anteriores cuando el gobierno buscaba equilibrar el precio de las naftas con el del gasoil. “Había una tendencia a que se igualara, pero sigue habiendo una diferencia de centavos”, dijo Sendic (ver infografía).

La única rebaja diferenciada fue la del Fuel oil pesado (un 8,1%), a pedido del Ministerio de Economía. El gobierno quiere beneficiar especialmente a la industria, que es la que más consume este combustible.

Para esta rebaja ANCAP tomó como precio de referencia el petróleo WTI a US$49,80, con el dólar a $24,30.

En octubre el gobierno había firmado un seguro para cubrirse si la cotización supera los US$95 por barril. Ahora el seguro se volvió perjudicial para Uruguay, ya que si el precio internacional es menor a los US$54, ANCAP se ve forzado a pagar ese valor piso.

Sendic dijo ayer que el seguro no incide en la fijación del precio al público de los combustibles.

“Tal como lo habíamos adelantado, la política tarifaria la vamos a mantener” pese al seguro, dijo el presidente de ANCAP.

Para la oposición eso no es así. El diputado blanco Álvaro Delgado sostiene que ANCAP pierde US$1,5 millones mensuales por el seguro. Delgado reclama una baja del 15% a la población teniendo en cuenta que el petróleo descendió 29% entre comienzos de diciembre y comienzos de enero.

“Es difícil explicar que con esa baja del petróleo ANCAP rebaje los combustibles 6,5%. El gobierno no traslada la mejora a la población como reclama que se haga en otros productos”, dijo el legislador.