Comercio alerta por mayor peso del dólar en deudas. Dato.

En un informe titulado «Evolución del Crédito y el Consumo en Uruguay» la gremial afirma que «no hay que dejar de lado el crecimiento del crédito en moneda extranjera debido a la conyuntura actual que se caracteriza por una baja cotización de la divisa norteamericana». Agregan que «es peligroso cuando los agentes que con-traen el crédito no tienen sus ingresos en la misma moneda o no tienen algún tipo de cobertura por ese riesgo cambiario ya que comprometen en cierta forma su futuro en términos económicos».

Es que este riesgo fue el que se materializó en otras crisis cuando el cambio en el precio del dólar afectó las finanzas de empresas y familias, remarca la Cámara de Comercio.

En cuanto a las empresas, los nuevos créditos solicitados por estas entre junio de 2011 y junio de 2010 experimentaron «una mayor variación en moneda extranjera que en moneda nacional, aumentando un 34,1% en el primer caso mientras que en pesos el incremento fue de 10,2%», afirma la gremial.

A junio el agro mantenía créditos totales por US$ 1.200 millones, el comercio por US$ 2.228 millones, la construcción por US$ 179 millones y la industria por US$ 1.727 millones.

En el caso de las familias, en números, la gremial afirma que a junio tenían créditos vigentes tanto en moneda nacional como extranjera por el equivalente a US$ 3.768 millones, lo que representa el 41,3% del total de créditos vigentes del sector privado. Asimismo entre junio de 2011 y junio de 2010 la variación fue de 47% en dólares corrientes.

Tanto en pesos como en dólares el mayor destino de dichos créditos es el consumo seguido de la compra de automóviles y la vivienda. Según datos del Banco Central, los nuevos créditos solicitados en moneda nacional en el primer semestre del año destinados al consumo suman $ 5.807 millones mientras que el total destinado a la compra de automóviles es de 6,6 millones. Este último es «realmente importante», destaca la Cámara de Comercio, en función de que «ya significa tres veces el total solicitado en los 12 meses de 2010.

No en vano en el primer semestre del año se estima que los uruguayos gastaron US$ 508 millones en vehículos entre enero y junio. En gran medida esto se explica por «el abaratamiento que han registrado estos bienes como resultado de la caída del dólar», afirma la gremial. Entre los créditos en dólares, la Cámara sostiene que aquellos con destino a la compra de automóviles «variaron 13,7% en 2010 en relación a 2009 y 1,7% en 2009 en comparación con 2008». En tanto los vinculados al consumo aumentaron 19,4% frente a 2010 y 16,9% en 2009 en relación a 2008.

En total, entre enero y junio se aprobaron créditos en moneda extranjera por US$ 46,4 millones destinados al consumo, y US$ 3 millones para la compra de automóviles.

El monto de los créditos por utilización de tarjeta de crédito otorgados de enero hasta junio en moneda extranjera suma US$ 152 millones mientras que en moneda nacional asciende a US$ 385 millones. Si bien aquellos en dólares son menos, «la variación interanual a junio de 2011 es mayor en el caso de los créditos en moneda extranjera significando un aumento del 9% contra 4,7% en moneda nacional», sostiene la gremial.

En este sentido, aclara que «el incremento significativo en el uso de las tarjetas de crédito para bienes expresados en moneda extranjera puede ser explicado nuevamente en gran medida por la baja en la cotización del dólar y por los importantes descuentos y beneficios que han otorgado las tarjetas de crédito en los últimos tiempos».

Según los últimos datos de cuentas nacionales, el consumo privado creció 9,4% en el segundo trimestre del año en la comparación con igual período de 2010 y 9,3% en el primer trimestre en la misma comparación interanual.