Comercio espera menor consumo por la reforma Evolución

«A pesar del marco económico favorable algunos de nuestros asociados tienen un pronóstico reservado respecto al comportamiento de los consumidores durante 2007. Esta inquietud se fundamenta en las posibles repercusiones negativas (…) de la aplicación de la reforma tributaria», señala el reporte. La mejora en salarios e ingresos de las familias tiene una «importante correlación» con el buen desempeño de la actividad comercial en 2006.

La cámara elogió los «mayores controles del Estado» porque contribuyen favorablemente en la actividad «en la medida que genera mejores condiciones de competencia». Marcan que «no ocurre lo mismo» con el control en la vía pública cuya competencia «pesa fuertemente en algunos rubros».

En 2006 sólo se redujeron las ventas en tres de los 25 rubros relevados. Fue en autos (.1,6%), venta de tractores (-13,5%) y artículos de software (-2,7%).

En el caso de los autos la cámara destaca las acciones de gobierno que «distorsionaron» el mercado. En especial, los anuncios sobre la política de precios de los combustibles.

Los buenos indicadores de 2006 muestran mayoritariamente una desaceleración respecto al año anterior a tono con el aterrizaje de la economía a niveles más normales tras la crisis. En nueve de los 13 rubros de bienes de consumo y en cinco de otros bienes (autos, tractores, repuestos) la suba de 2006 fue menor a la de 2005. En los servicios el alza en 2006 fue más fuerte a la del año anterior en cuatro de los seis rubros.

alza. Los rubros que más crecieron fueron los electrodomésticos con alza de 26,4% en los supermercados y cooperativas de consumo y 23,4% en las casas tradicionales. Lo mismo pasa en los artículos de bazar aunque con otra intensidad. La suba en las ventas en supermercados fue de 18,6% y de sólo 4,7% en los bazares.

El reporte de la cámara destaca que los supermercados han ampliado su oferta en estas y otras áreas donde cuentan con mejores condiciones de competencia al tener más espaldas que los comercios minoristas. Al comentar el capítulo de electrodomésticos el informe que las cadenas de supermercados han alcanzado «altos niveles de facturación al otorgar mayores facilidades crediticias y realizar distintas promociones».

COMPETENCIA. Los supermercados registraron una de 3,2% contra un alza de 5,4% en 2005. En este capítulo como en buena parte de los rubros relevados se destaca una suba en la demanda por productos de mayor calidad valor y la «vuelta a las marcas más reconocidas». Se destaca como las cadenas ampliaron su oferta hacia rubros como electrodomésticos, tocador, vestimenta y otros.

El informe revela que en varios rubros «los empresarios advierten la creciente competencia de las grandes superficies».