Comercio no denuncia robos por desconfianza.

La mitad de los comerciantes que fueron víctimas de algún delito optaron por no denunciarlos por la “falta de confianza” en la Policía y la Justicia, según las conclusiones de la Encuesta de victimización realizada por la comisión de seguridad ciudadana de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS), cuyos resultados fueron divulgados ayer.
El muestreo, realizado entre las gremiales y socios de la CNCS entre diciembre y enero (ver las cifras), reveló que el ilícito que más afecta a los comerciantes establecidos es el hurto, seguido del intento de hurto y del robo mediante la modalidad de descuido.

La encuesta indica que los delitos cometidos en perjuicio de comercios suelen suceder en “cualquier” día y se concentran en su mayoría durante la noche, y en particular por la madrugada.

Para contrarrestar la ocurrencia de delitos, los comerciantes apelan a la instalación de alarmas con respuesta y rejas como “principales medidas”, señala el informe.

Denuncias. De acuerdo con los resultados del trabajo, 50% de los comerciantes víctimas de delitos realizan la denuncia policial.

Pero, sin embargo, afirma, en la mayoría de los casos “no se tuvo” resultados de las denuncias y “ni siquiera” se recibió información sobre el curso que éstas tuvieron.

Según las conclusiones del relevamiento, la “principal razón” esgrimida para no denunciar esos ilícitos es “la falta de confianza, tanto en la Policía como en la Justicia, así como la escasa efectividad” de la denuncia.

Una de las principales preocupaciones del empresariado, sobre los efectos más importantes generados por la ocurrencia de estos delitos, es el “aumento” en el costo de los seguros.

Menores. Respecto a las medidas que –según los empresarios consultados– deberían tomar las autoridades, la reducción de la edad de inimputabilidad de los menores es la que obtuvo mayor cantidad de respuestas. Ese tema ha sido objeto de debate en los últimos años, teniendo en cuenta que los menores suelen ser autores de buena parte de los hurtos y rapiñas.

Otra propuesta planteada por los empresarios, según la encuesta, es ofrecer “mayor” capacitación a los funcionarios policiales. A ello debería agregarse un mayor patrullaje de las ciudades con más efectivos “como forma de prevenir la ocurrencia de delitos”, indica el muestreo.

Desde setiembre de 2008, el Ministerio del Interior puso en práctica un nuevo plan de seguridad ciudadana, uno de cuyos ejes fue la asignación de más policías al patrullaje en las calles.

La Encuesta de victimización tuvo como principal objetivo obtener información sobre la situación de seguridad que perciben los comerciantes.

En setiembre, la CNCS constituyó una comisión para atender ese tema específico.