Comercio reclamó al FA cinco cambios de fondo

El encuentro de ayer entre la fórmula del Frente Amplio y representantes de la Cámara de Comercio deparó varios puntos de entendimiento. Pero, la legislación laboral sigue ubicando a empresarios y oficialismo en veredas opuestas.

El candidato a vicepresidente por el FA, Danilo Astori cerró el evento «El Frente Amplio escucha» mostrándose abierto a los planteos formulados por la Cámara de Comercio (CNCS) y la Cámara de Tecnologías de la Información (CUTI). José Mujica, que también asistió al encuentro, no hizo uso de la palabra.

Al inicio de la oratoria, el presidente de la CNCS Alfonso Varela, presentó -ante la fórmula, empresarios, ministros y legisladores del FA- cinco temas «estructurales» a encararse en el próximo período. Legislación laboral, reforma del Estado, inserción internacional, energía y educación.

El presidente de la gremial reclamó que la ley de negociación colectiva debe abarcar «la regulación total y no parcial» del conflicto, la actividad de los sindicatos y la propia negociación, contrariamente a lo que establece la norma. Esta ley, aprobada meses atrás, viene siendo el blanco de las críticas empresariales que aspiran a tener otras reglas de juego.

Por otra parte, la CNCS también marcó la necesidad de instrumentar la reforma del Estado a través de distintos mecanismos como la capacitación de los funcionarios públicos; la eliminación de trabas burocráticos, la aceleración en la expedición de permisos y controles.

En lo tributario, la CNCS pidió una regla fiscal que ponga «tope al crecimiento del gasto público», la reducción del IVA y de los aportes patronales a la seguridad social. Todo ello, apunta a que se dinamice el funcionamiento del Estado y «el empresario se pueda ocupar de la actividad principal de su negocio».

En materia de energía, la cámara también considera que se debe impulsar la asociación con inversores privados locales, los que le venderían energía más barata a UTE en comparación a los precios que pagan actualmente a Argentina y Brasil.

Varela destacó la necesidad de aplicar «una política de integración con el mundo más activa» con la firma de Tratados de Libre Comercio, aunque admitió la complejidad que implica la pertenencia al Mercosur. En ese plano, Varela pidió «generosidad» a Brasil y Argentina hacia sus «hermanos menores», tal como ha ocurrido con las potencias europeas respecto a otros países pequeños.

A su vez, Varela marcó que la educación es un tema a atender debido a las «graves carencias» que presenta y expresó su «profunda tristeza» por la afirmación del rector de la Universidad Rodrigo Arocena, de que las universidades europeas no siguen los enfoques de sus pares en América Latina.

En tanto, al referirse a la legislación laboral, criticada previamente por Varela, el candidato a vicepresidente del FA argumentó que el gobierno ha buscado recuperar la equidad de los actores de las relaciones laborales.

«Hemos buscado equilibrar el mejor funcionamiento de estas relaciones laborales con el acceso equitativo de los trabajadores a mejores relaciones y a los frutos del crecimiento de la actividad», fundamentó Astori.

En ese marco, el ex ministro resaltó los «buenos» resultados de los Consejos de Salarios que se laudaron con un 90% de acuerdo entre empresarios y trabajadores. En el 10% restante, «el Estado intervino sin flechar la cancha», subrayó Astori, quien recordó que en un 5% el Ejecutivo falló junto a los trabajadores y en el otro 5% con los empresarios.

Astori manifestó que se puede mejorar el sistema de negociación colectiva pero sin perder de vista el equilibrio entre las partes.

En general, el candidato a vice se mostró receptivo a los planteos empresariales.

Astori coincidió en aspectos de la reforma del Estado ayer propuesta como el que atañe a los «trámites engorrosos», y a la formación y capacitación de los funcionarios públicos. En materia de educación, aseguró que se extenderá la cobertura del Plan Ceibal y se modernizarán sus contenidos si José Mujica sale electo presidente. «No nos vamos a quedar en 1950», remató Astori.