Comercio vaticina riesgos por ‘medidas proteccionistas’.

«LA ECONOMÍA es una sola». Así resumió su pensamiento el presidente de la Cámara de Comercio, Arnaldo Castro, al analizar el paquete de medidas anunciado el lunes por el gobierno. Desde el sector del comercio se entiende que el Poder Ejecutivo atiende ahora la situación de los sectores exportador e industrial, pero la caída de la actividad tarde o temprano llegará también al consumo. Castro dijo que «no esperaba» el anuncio del incremento en el pago de Irae del 4% al 8% para los importadores de vestimenta y calzado. «No esperábamos esta medida y además no creo que resuelva el problema. Al contrario, lo complica, porque todas las medidas que sean proteccionistas complican. Al subir las condiciones para hacer las importaciones se está poniendo freno a la actividad», dijo.
Para el titular de la Cámara de Comercio, la economía en su conjunto sufrirá los efectos de la crisis y «también nos llegará el turno a nosotros de hacer planteos sobre reducción de actividad, caída de recaudación y menos ventas.
Eso pasará, la realidad será mis fuerte que cualquier argumento», dijo. Advirtió que una menor recaudación y la caída de ventas incrementan la informalidad. «Si esa informalidad se sale de control, afecta recaudación, actividad y empleo estable», dijo.
«No digo que puedan empezar a caer las importaciones, pero sí comenzará a caer la capacidad de compra de los consumidores y en la medida que aumenten las trabas, aumentará también el valor de los artículos».
A su juicio, al subir el precio de los productos caen las ventas,- la recaudación y se genera así un círculo vicioso. «Vamos a entrar en un círculo de descenso de la actividad con las consecuencias que eso tiene», sostuvo. «El gobierno ya sabe que esto va a pasar (caída a nivel comercial) y yo aspiro que tenga preparadas medidas para minimizar o amortiguar los efectos».
Dijo que el comercio es de los últimos sectores donde pega la crisis, «pero ya estamos notando desaceleración en los negocios y en las ventas».

VESTIMENTA
Uno de los sectores que fue especialmente considerado por el gobierno en la confección de las medidas es el de la vestimenta. Para el titular de esa gremial, Elbio Fuscaldo, «la forma de evaluar es con resultados concretos». Dijo que en los últimos dos años la importación de vestimenta ascendió de 40 a 110 millones de dólares. «Si las importaciones se estancan y las exportaciones empiezan a crecer, entonces las medidas serán buenas». No obstante, resaltó algunos elementos positivos como el subsidio sobre el empleo y la capacitación para los trabajadores. Sobre el aumento del Irae a las importaciones, dijo que «esa medida sola no dice nada; analizada en forma aislada lo único que dice es que aumentará la recaudación. Ahora, si se complementa con el cruce de información con las aduanas de otros países, entonces esa combinación empieza a estar un poco en línea con reivindicaciones que tenía el sector desde hace algún tiempo».