Comienza negociación por la estación de servicio ocupada

A esta salida se llegó ayer después de una reunión mantenida entre directivos de la Cámara de Comercio con el ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi y el director nacional de Trabajo, Julio Baráibar. Los propietarios de la empresa aceptaron negociar con los trabajadores, que ocupan la estación en reclamo de que se reintegre a un empleado despedido.

La empresa, sin embargo, no está dispuesta a retomar al funcionario por el momento y tampoco pone el desalojo como condición para negociar. De hecho, la estación no se volvería a abrir mientras se esté negociando, dijeron fuentes cercanas a la firma.

El planteo empresarial choca con una fórmula de solución planteada por el Ministerio de Trabajo: establecer un período de negociación, reintegrar en forma provisoria al trabajador, y desalojar la estación.

Los ocupantes sostienen que se trata de un caso de represión sindical debido a que el comité de la empresa había sido creado hace un mes y el empleado era dirigente sindical. Mientras, los empresarios dicen que el trabajador fue despedido por mala conducta, que no pagó botellas de agua que consumió durante horas de trabajo, y cometió errores importantes.

DESENLACE. La ocupación de la estación motivó el retiro provisorio de la Cámara de Comercio de las negociaciones en los consejos de salarios. Después de reunirse con Bonomi, el presidente de la gremial, José Luis Puig, dijo ayer que esperarán “a ver cómo se soluciona la situación de la estación” y luego decidirán si vuelven a negociar.

Sin embargo, Bonomi sostuvo que representantes de la Cámara han mantenido reuniones informales con los trabajadores a los efectos de seguir avanzando en las negociaciones, y que algunos empresarios del sector comercio “han seguido participando en los consejos y llegaron a acuerdos”.

Fuentes de la Cámara de Comercio indicaron que “es verdad” que se han realizado contactos informales, pero que no tienen conocimiento de que algunos empresarios hayan seguido participando de los consejos. Indicaron que se trata de “un problema de conciencia de cada uno”.

Puig, en tanto, afirmó que la cámara piensa que la ocupación debe ser “la última medida” en un conflicto. “Si este es un instrumento que seguirá utilizándose, como parece ser, nosotros creemos que debe haber una reglamentación más delimitada”, comentó el empresario. En principio el tema de las ocupaciones será discutido en el consejo superior tripartito, por patronales y trabajadores. El Ministerio de Trabajo coincide en que la ocupación “fue apresurada” porque no hubo medidas anteriores, dijo Bonomi,

Hasta el momento hay preacuerdo en el 70% de los consejos de salarios, mientras que en un 10% las partes están cerca del acuerdo, y el 20% restante se encuentra estancado.