Comienzan ajustes a la reforma

El gobierno tiene en la agenda definir cómo se computarán los ingresos extrasalariales y los pagos en tiques —no gravados para la seguridad social— para la liquidación del Impuesto a la Renta .

Fuentes de consultoras privadas dijeron a El País que ello será un aspecto clave para evitar fugas a la recaudación.

Es claro que habrá personas que buscarán recibir los incrementos en sus ingresos no a través del salario —dado que eso supondrá mayor pago del IRPF— sino a través de partidas o compensaciones por gastos.

Si se llega a la conclusión de que se puede administrar alguna deducción de gastos por hijo en el pago del IRPF tendría más chance el gasto en salud de los hijos que el de la educación, dado que ésta es una actividad que está exonerada constitucionalmente de impuestos.