Con 103 cámaras controlarán seguridad en calles y cárceles

«Como un verdadero Plan Ceibal de la seguridad», dijo el ministro del Interior, Jorge Bruni, ayer al presentar los avances en el nuevo sistema de vigilancia. El famoso proyecto educativo del presidente de la República, Tabaré Vázquez, que fue destacado en Uruguay por todos los sectores políticos y aplaudido en las presentaciones en el exterior del país, sirvió como comparación para resaltar las innovaciones que plantea el nuevo sistema de vigilancia. El titular de la cartera del Interior dijo que es una verdadera «revolución» en la materia que aportará «dignidad» a la labor policial y que fortalecerá los mecanismos para controlar los delitos. Esta fuerte apuesta de tecnología en la tarea de garantizar la seguridad está atada a los avances que Antel, el organismo estatal de las telecomunicaciones, logre constatar en los próximos meses.
Ultimas Noticias dialogó con el ingeniero Américo Alves, encargado del proyecto, quien explicó que las expectativas son poder lograr todas las conexiones tecnológicas necesarias para poner en práctica el centro de mando de vigilancia y allí comenzar a funcionar el sistema en su mayor plenitud sobre el final del primer trimestre de 2010.
El Ministerio del Interior presentó ayer el proyecto «Alta tecnología en materia de seguridad pública», dirigido a apoyar a los operadores del 911, a la vigilancia de las cárceles y al control de las fronteras. El titular de la cartera, Jorge Bruñí, dijo que esta herramienta no dominará a los hombres, en tanto existen lincamientos estratégicos: dignificación de la tarea policial, prevención del delito y respeto a los derechos humanos. «Es como un Plan Ceibal para la seguridad», enfatizó.
La tecnología fue adquirida mediante el contrato celebrado con la empresa ZTE Corporation y posibilitará instalar un sistema de vigilancia para Montevideo, perfeccionar sustancialmente la gestión carcelaria y mejorar los controles migratorios. Se trata de una inversión de U$S 12 millones.

VERSATILIDAD

En la demostración se pudo observar la operativa de la sala de video de vigilancia que se encontrará ubicada en un lugar especialmente acondicionado en la Jefatura de Policía de Montevideo. La misma cuenta con un monitor central gigante, situado en medio de una docena de monitores laterales. Estos, al igual que las cerca de 100 computadoras personales, permiten operar las 103 cámaras que se encuentran distribuidas en puntos estratégicos de Montevideo y en doce cárceles del país. Los presentes pudieron ver en vivo -y en forma simultánea en las distintas pantallas- a ciudadanos transitando por distintos puntos de la ciudad y a presos en sus respectivas cárceles realizando sus tareas cotidianas. El ministro Jorge Bruni manifestó su beneplácito por la incorporación de estas tecnologías. «Hemos presenciado algo revolucionario para las políticas de seguridad del país», subrayó. Además, las cámaras pueden girar en todas las direcciones y se pueden acercar las tomas hasta identificar con suma nitidez los rostros de las personas.