Con compra de Texaco, ANCAP contrata a sus hombres claves

Ancap absorbió unos 14 empleados de Texaco de rango medio y alto por el sistema de contratación directa, algunos de los cuales fueron colaboradores directos del actual ministro de Industria y Energía, Jorge Lepra, cuando era el gerente general de la compañía multinacional.
Los detalles de la contratación de los mismos, así como la operación de adquisición de las 89 estaciones de servicio de Texaco por US$ 22 millones –más US$ 6 millones destinados a la “reidentificación de la marca”–, son algunas de las cosas que el ministro Lepra deberá responder esta semana en su comparecencia en la Comisión de Industria y Energía de la Cámara de Diputados.

El diputado herrerista Pablo Abdala quiere preguntarle a Lepra en calidad de qué fueron contratados estos ex jerarcas de Texaco. Según Abdala, los mismos trabajarán en la empresa Distribuidora Uruguaya de Combustible Sociedad anónima (DUCSA), la mayoría en tareas de nexo con los estacioneros y en el proceso de absorción de Texaco dentro de la órbita de Ancap.


Preguntas. Abdala –que fue director de Ancap entre 2000 y 2004– quiere saber si la compra de Texaco, que le reportaría a la empresa estatal el 60% del mercado de los combustibles, no configura un “comportamiento oligopólico”, contradictorio con los planteos del gobierno de preparar a Ancap para un eventual proceso de liberación del mercado. “Ursea debería intervenir”, afirmó Abdala.

El diputado sostiene que en países como Argentina ninguna empresa puede tener más del 50% del mercado. Repsol-YPF se ha visto obligado a vender activos en algunos momentos para cumplir con la legislación vigente.

El argumento de que la compra de Texaco le reportará a las arcas del Estado una utilidad de US$ 2 millones, para Abdala “no es de recibo”. “Con ese criterio también el Estado debería comprar los supermercados porque dan muchas ganancias. Hay cosas que el gobierno debe hacer, otras que no”, agregó.

El legislador blanco cree que es una señal contradictoria con el compromiso del Ministerio de Industria y Energía de crear una comisión multipartidaria para estudiar el futuro de la matriz energética y el eventual escenario de desmonopolización de los combustibles. El Partido Nacional, a través de senador herrerista Luis Alberto Heber, presentó un proyecto de desmonopolización que está a estudio de las dos cámaras de Parlamento. “Los desajustes del monopolio ya se vieron dentro de Ancap en los recientes problemas de distribución del gas”, dijo Abdala. Otro de los detalles de la operación que quiere conocer Abdala es lo que pasará con el rubro lubricantes. “Los de marca Texaco, que son muy competitivos en el mercado, seguramente van a ganar espacio dentro de las estaciones Ancap en desmedro de los de fabricación nacional”, agregó.

La empresa estatal realizó años atrás una fuerte inversión en una planta de lubricantes cuya productividad “está muy por debajo” de sus posibilidades, por falta de mercado.