Con más dinero el gobierno desactivó paros en educación.

El gobierno logró el objetivo de desactivar un seguro conflicto en la enseñanza, al menos mientras se discuta la Rendición de Cuentas en el Parlamento. Sin embargo, a pesar de reforzarse el presupuesto educativo 2009 con US$ 30 millones más, los gremios de profesores y maestros, no están del todo conformes y aseguran que bregarán por más recursos.
Los paros desactivados por la Rendición pueden volver cuando en pocos meses empiece a analizarse la reforma educativa.

El proyecto de Rendición de Cuentas enviado por el gobierno al Poder Legislativo ampliaba el espacio fiscal en US$ 319 millones, de los cuáles US$ 134 iban para la Educación. La enseñanza podrá disponer el año próximo de una ampliación presupuestal de US$ 164 millones, llegando al 4,5% del Producto Bruto Interno (PBI) a pesar que la meta de crecimiento fijada por el gobierno sea superada.

Insuficiente. Más allá del aumento, los maestros, profesores, y funcionarios no docentes, consideran que los recursos destinados para la enseñanza “son insuficientes” y buscarán conseguir unos US$ 20 millones más antes de ser aprobada la Rendición en Diputados.

El dirigente de la Federación Nacional de Profesores de Secundaria (Fenapes), José Olivera, reconoció a El Observador que la posibilidad de desatar un gran conflicto en todo el sector “empezó a diluirse” tras la noticia del aumento presupuestal.

De todas formas los profesores instalarán el próximo 18 de julio una carpa frente al Parlamento, para protestar. Ese día empieza a discutirse la Rendición en el Senado y la Reforma Educativa en Diputados.

El dirigente de Magisterio y de la Coordinadora de Sindicados de la Enseñanza (CSEU), Gustavo Macedo, dijo a El Observador que la diferencia entre el mensaje de ampliación presupuestal que mandó el Poder Ejecutivo y el del Codicen (que reflejaba lo que pedían los sindicatos) hay una diferencia de US$ 50 millones que ahora se acorta a US$ 20 millones. Por ello los maestros buscarán en el Parlamento lograr los recursos faltantes.

La situación será más complicada con los funcionarios de la Universidad (Udelar). Ellos reclaman unos $700 millones (US$ 35 millones) adicionales a lo previsto por el Poder Ejecutivo y con el aumento anunciado, a la Udelar le tocarán $ 100 millones (US$ 5 millones).

Los dirigentes de la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (Affur) se reunirán hoy para decidir cómo continúan las movilizaciones ya iniciadas esta semana, que implican paros progresivos, dijo a El Observador el dirigente, Jorge Taborda.

“No es lo mismo $100 millones que los $700 que queríamos. Para mi esto es un primer tanteo del gobierno. Nosotros evaluaremos y veremos como seguimos el conflicto”, dijo el dirigente.

Satisfecho. Las autoridades de la educación concurrieron ayer a la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados, a explicar cómo invertirán los recursos asignados en la Rendición y reclamar más dinero.

El presidente del Codicen, Luis Yarzabal, dijo a la prensa que el aumento presupuestal sigue siendo insuficiente, pero que de todas formas está conforme. “En el marco de las posibilidades que tiene el gobierno, en todos los casos en que ha sido viable incrementó los recursos para la educación, de manera que no podemos estar sino satisfechos”, dijo Yarzabal.