Con rigor y viento a favor, DGI y BPS proyectan recaudar más

La DGI recaudó US$ 1.633 millones en el primer semestre, 10,3 % más que en un año atrás, y el BPS casi US$ 490 millones, 3,14% más.
Los presidentes de esos organismos admitieron en diálogo con El Observador que la expansión económica y la mejora de los salarios juegan a favor, pero se atribuyeron laureles: la mayor fiscalización y la mejora de la gestión, dicen, ha jugado un rol clave. Y van por más, ya que esperan que los ingresos sigan subiendo.


Factor Z. “El país sigue creciendo, hay menos desempleados y eso influye en la recaudación de la DGI. Pero que la velocidad de aumento de la recaudación sea mayor a la del PBI y el consumo, se explica por la mejora de la eficiencia”, dijo el director de Rentas, Eduardo Zaidensztat.

Desde 2002 aumentó casi 50% la cantidad de empresas aportantes a la DGI. La mayor parte de ese crecimiento se dio entre firmas pequeñas (se duplicaron), al tiempo que se incrementó 42,6% y 9,8% la cantidad de medianos y grandes contribuyentes.

“En un contexto de crecimiento de la economía y mejorando la organización en cada una de sus áreas, tenemos la convicción firme que mantendremos un constante crecimiento de la recaudación”, dijo Zaidensztat.

La DGI recaudó US$ 303 millones adicionales entre 2003 y 2006 por mejora de eficiencia de la administración tributaria. Para 2006 espera recaudar US$ 3.552 millones, 6,6% más que en 2005. De ese aumento de US$ 221 millones, se atribuye US$ 133 millones al crecimiento del PBI y US$ 88 millones (40%) a la eficiencia de la Dirección.

La DGI trabaja con Primaria en el plan “Educación para la ciudadanía participativa y responsable”, con el objetivo de plantar una “semilla para el mediano plazo” y que la sociedad tome conciencia de la necesidad de pagar impuestos. “Los empresarios observan que la DGI controla más. Para evitarse riesgos, dolores de cabeza fuertes y sanciones, el buen empresario toma la decisión de pagar”, dijo Zaidensztat.


Previsión. El BPS logró un aumento de la recaudación durante 15 meses seguidos. La cantidad de cotizantes subió 11% desde febrero de 2005, cuando asumieron nuevas autoridades, pasó de 970.000 a 1.080.000.

En junio la recaudación del BPS creció un 16% real. “Estamos sorprendidos por la mejora continua, se trata de porcentajes muy altos que no esperábamos. Yo había previsto que se iba a detener. Pero por suerte nos equivocamos y seguimos mejorando”, dijo Ernesto Murro, presidente del BPS. Indicó que se pretendía alcanzar el 1% del PBI en recaudación al fin de la gestión en 2009 y que ya se llegó a 0,5% en 2005.

Destacó que mientras en 2004 los recursos del BPS representaban 5,73% del PBI, en 2005 se llegó a 6,45%, al tiempo que la asistencia del gobierno al organismo bajó de 2,6% a 2,07%. “La mejora no se dio por una caída de las prestaciones; fue una mejora con aumento de las erogaciones”, se congratuló.

Aunque atribuyó esos logros a una confluencia de factores, como la mejora de la actividad económica, los avances en los Consejos de Salarios y la influencia de las negociaciones colectivas en la formalización, Murro sostuvo que también es gracias a la gestión del BPS, que amplió los mecanismos de comunicación con la sociedad, informando de los derechos y obligaciones de trabajadores y empresas.

El BPS apostó fuerte a una política de fiscalización más eficiente: en el primer semestre de 2006 hizo 14.000 inspecciones, la misma cantidad que en todo 2004. “Tenemos carencias en fiscalización, pero estamos mejorando. Las inspecciones zonales de rastrillo tuvieron un efecto muy importante”, dijo.

“Se está dando un proceso interesante en el país: la gente se organiza para entrar al sistema. Se están organizando grupos de pescadores artesanales y tejedores para incluirse en el sistema previsión social”, indicó.