Cónclave entre el Central y bancos por regulaciones

La reunión se daría entre la semana que viene y la siguiente, según confiaron a El País fuentes financieras privadas. Si bien no tienen una fecha concreta los ejecutivos ya manejan una agenda tentativa de temas entre los que están las nuevas regulaciones que comenzarán a regir en la segunda mitad del año.

En ámbitos financieros se destacó que la reunión sea con todos los gerentes dado que los contactos hasta ahora se llevan entre los funcionarios y la gremial de bancos.

En este cónclave Barrán expondrá el proyecto definitivo sobre las «mejores prácticas» de «gestión de riesgos», la norma que regulará la actividad de asesoramiento de inversiones para terceros y algunos cambios que se aplicarán en las normas de prevención de lavado de dinero.

También se informará que la superintendencia permitirá a los bancos emplear «metodologías alternativas» sobre exigencias de información para el otorgamiento de créditos a pequeñas y medianas empresas.

El jueves pasado el semanario Búsqueda reveló que la medida comprenderá a los créditos de entre U$S 16.000 y $ 1.500.000.

En este segmento existen quejas de los bancos sobre el nivel de exigencias planteada por el Banco Central. Se sostiene que el nivel de información exigido hace difícil el otorgamiento de créditos a pequeñas y medianas empresas. Ese segmento de crédito tiene menores requerimientos de información que los de mayor monto aunque existe una norma fijada por el Central.

En el BCU dijeron a El País que se dará a los bancos «libertad de pedir la información que consideren adecuada sobre la capacidad de repago» de ese tipo de clientes siempre y cuando la metodología sea aprobada por la superintendencia.

RIESGOS. Uno de los temas que más esperan los bancos es la presentación del proyecto definitivo sobre las exigencias de gestión de riesgos que impondrá la superintendencia.

Se espera que sobre fin de mes los bancos deberán realizar una «autoevaluación» sobre cómo están parados frente a las nuevos requerimientos. Este listado de exigencias es un cambio en el «enfoque» de la supervisión desde el control del «cumplimiento de las normas» a cómo bancos «manejan» los riesgos que enfrentan, dijeron fuentes del Central.

En la Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU) se cree que la «estandarización» de los procesos de gestión de riesgos no generará «grandes cambios» a la mayoría de las instituciones de plaza. Sí pueden existir algunos ajustes que requerirán que algunos bancos deban constituir mayores previsiones sobre sus créditos. «Hay varias disposiciones que los bancos internacionales ya tienen en funcionamiento y sólo supondrán pequeños ajustes», dijo un gerente general que tiene un lugar asegurado en la reunión con Barrán.

Gestión. En la primera mitad del año la superintendencia pasó una lista de preguntas a los bancos y un borrador de la nueva regulación. Las entidades contestaron y elevaron sugerencias que esperan sean tenidas en cuenta por la superintendencia. La respuesta fue individual a excepción de un planteo común acordado en el seno de ABPU sobre la integración de los directorios.

En el proyecto del BCU se especifica cómo los bancos deben monitorear los riesgos de mercado, de negocios, legal, de imagen y de reputación.

Los bancos deberán explicitar quiénes tomarán las decisiones sobre los riesgos que asume la institución y el rol del directorio y de las distintas gerencias. Se establece las características, prerrogativas y funciones que tendrá el comité de auditoría que atenderá el control sobre la gestión de riesgos.