Conflictividad laboral subió 50% en octubre

La lentitud para llegar a acuerdos en los Consejos de Salarios y la falta de avances en la negociación colectiva del sector público determinaron que durante octubre la conflictividad laboral aumentara.

El último informe elaborado por el Instituto de Relaciones Laborales de la Universidad Católica (UCU) indica que la conflictividad global (que mide la totalidad de los conflictos) fue un 50% superior y la sectorial (que considera los conflictos por sectores y empresas) se duplicó con respecto a la registrada en setiembre.

El informe, al que accedió Ultimas Noticias, afirma que la principal explicación del ascenso de la conflictividad global fue la realización del paro general de 24 horas realizado por el Pit-Cnt el pasado 7 de octubre. Respecto a la conflictividad por sector, el documento destaca los paros en la construcción y en la industria metalúrgica por la falta de acuerdos en la ronda de negociación salarial de la actividad privada, mientras que en la actividad pública sobresalen los paros realizados por los funcionarios de la Universidad de la República (Udelar).

En octubre hubo 20 conflictos, donde sobresale el paro general y las dos ocupaciones de los lugares de trabajo realizadas por la Federación de Obreros y Empleados Molineros y Afines (Foemya) y los funcionarios no docentes de la Udelar. En ese mes se perdieron 275.877 jornadas laborales y estuvieron involucrados 224.930 trabajadores.

ACTIVIDAD PRIVADA

El informe da cuenta que la conflictividad en el sector privado representó el 65% del total y estuvo dada íntegramente por reivindicaciones salariales. A la construcción, que ocupa el primer lugar, se sumó la industria manufacturera con paros coordinados entre la Untara y el Sunca, junto a la detención de tareas impulsada por la Foeb y el sindicato de la Industria del Medicamento (Sima).

El estudio de la UCU afirma que el 94% de la conflictividad laboral fue por mejoras salariales. Además de las medidas de lucha impulsadas por sindicatos del sector privado, sobresalen las de la actividad pública, como la Educación, la banca pública y paros en algunas intendencias del país.

PERSPECTIVAS

El informe concluye que es previsible el mantenimiento de altos niveles de conflictividad, dados por la continuidad de las negociaciones en el sector privado y por la discusión del Presupuesto quinquenal en el Parlamento, que involucra fuertemente los intereses de los trabajadores del sector público.

Hasta el momento, un 45% de los subgrupos que negocian en los Consejos de Salarios renovaron sus convenios colectivos. A finales de octubre esa cifra se ubicó en el 20%. Entre las mayores diferencias para la firma de acuerdos, el estudio menciona las reivindicaciones no salariales, pero que tienen impacto en esa área, como lo es la reducción de la jornada de trabajo incluida en varias de las plataformas sindicales.

Durante la ronda de salarios celebrada en 2008, la conflictividad laboral global en el mes de octubre registró un crecimiento del 18% con respecto al mes anterior. En el caso de la conflictividad sectorial había descendido un 33% en referencia a setiembre. A esa fecha, varios sindicatos de relevancia como Fueci y el Sunca habían acordado nuevos convenios, por lo que dejaron de movilizarse.