Conflictos en Becam y Fanacif continúan

La central sindical propuso que el trabajador que fue despedido y que quiere volver a la multinacional que fabrica cintas de frenos, sea contratado en otra empresa del rubro metalúrgico.

Los trabajadores del sindicato están dispuestos a levantar la ocupación si la empresa acepta la propuesta.

Los sindicalistas alegan que si bien es cierto que tiene otro empleo, se trata de una imprenta y no de una empresa del rubro del plástico o la metalúrgica, para lo que está capacitado.

La ocupación en Fanacif cumplió ayer una semana. En una reunión cuatripartita realizada el jueves pasado la empresa hizo dos propuestas que fueron rechazadas por el gremio integrado por 70 personas.

Los restantes 130 trabajadores se movilizan desde que se inició la ocupación alegando que tienen derecho a trabajar y aducen que la medida fue dispuesta por una minoría de empleados que no los consultó.

Según supo El País, mañana la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados recibirá a los trabajadores sindicalizados y no sindicalizados de Fanacif, para conocer los términos del conflicto.

La empresa Becam que fabrica discos para arados, tanques australianos y garrafas, también continúa ocupada desde el miércoles 8. Si bien la directiva hizo algunas propuestas, éstas no fueron aceptadas por los trabajadores. El gremio dice que la empresa incumplió el convenio colectivo del sector, pero la firma sostiene que no se respetó la cláusula de paz que prevé una instancia previa de conciliación.

Los conflictos de ambas empresas serán tratados mañana en una reunión que se llevará a cabo en la Cámara de la Industria Metalúrgica.