Confuso episodio en el BSE pone en riesgo megalicitación

Uno de los tres directores colorados de la institución, Jorge Hunter, anunció ayer en el Directorio que junto a los otros jerarcas de su partido –el presidente del banco Enrique Roig y Húber Díaz– iniciaron los pasos legales para tirar la licitación, en la que ya habían sido precalificadas dos empresas, Veg SA y Car Up.

Díaz dijo que a estos efectos ya se contactaron con uno de los miembros de la comisión asesora, el director de reclamaciones del banco, Jorge Presa.

El anuncio de Díaz se produjo minutos después de que el director nacionalista del BSE, Juan Raúl Ferreira, leyera en el Directorio un memorándum denunciando que, tiempo atrás, desde el gobierno se envió al banco el mensaje señalando que una empresa –el Automóvil Club del Uruguay– debía ser la ganadora de la megalicitación, y que si esta no calificaba el llamado público debía caer.

¿Habitual? El planteo de Ferreira estuvo motivado en una denuncia penal por coima presentada la semana pasada por Húber Díaz contra un abogado externo del banco.

Díaz dijo en la denuncia que este abogado –allegado a Ferreira– esgrimió ante la empresa Veg SA tener influencia sobre un director del BSE para que votara a su favor en la licitación. La fiscal actuante, Ana Telechea, pidió el archivo de la denuncia, pero el juez penal José Ferreira dijo ayer a El Observador que aún no se pronunció.

En el Directorio del BSE, el representante nacionalista presentó una nota en la que protestó por la forma en que se manejaron tanto Díaz como el presidente de la institución, Enrique Roig, que sabía de la existencia de la denuncia y quien había afirmado que hacer este tipo de planteos ante la Justicia es una “práctica habitual” en el banco.

“La actitud del Directorio ha sido siempre poner en conocimiento del cuerpo cualquier eventual irregularidad que se constate”, señaló ayer Ferreira en el Directorio, y se preguntó: “¿Cómo puede ser práctica habitual del ente que se actúe a título personal?”.

Ferreira, según el texto al que accedió El Observador, dijo que le suena “raro” la información divulgada por el diario El País según la cual la Justicia tenía problemas para investigar debido al trascendido sobre la denuncia.

“La convergencia en el resultado –arrojar dudas sobre un procedimiento licitatorio– de los trascendidos de prensa y del procedimiento ad-hoc seguido en el banco para denunciar supuestas irregularidades se presta a suspicacias; parece una campaña orquestada con finalidad espuria”, indicó.

Esa denuncia, dijo ayer Ferreira en el Directorio del banco estatal, “afecta la transparencia de la mayor licitación que se ha llamado en el banco”.

El dirigente blanco se pronunció por “defender la cristalinidad del llamado para cuyos efectos se creó una comisión asesora con representantes de todas las divisiones del banco involucradas en el tema”. Sostuvo que la denuncia “no ha sido seria, obvió los mecanismos internos” del BSE y “no parece haber perseguido el esclarecimiento de supuestas irregularidades sino ensuciar la cancha” lo cual “podría frustrar la culminación del proceso licitatorio”.

Ferreira reveló que el presidente del BSE informó en su momento al Directorio “que integrantes del Poder Ejecutivo le han hecho saber su interés en que por razones de índole social y político ganara una empresa que ha quedado muy distante de las finalistas en oferta de precio. La única manera que esa empresa pudiera volver a competir es que cayera la licitación. Esto último, la influencia directriz, sería el fracaso de todo esfuerzo en tomar decisiones autónomas, basadas exclusivamente en la racionalidad económico comercial de la empresa”, dijo Ferreira.

Argumentos colorados. Cuando Ferreira terminó de leer este texto, Hunter dijo en el seno del Directorio que la mayoría colorada estaba efectivamente manejando la supresión de la licitación.

Interrogado sobre la decisión de levantar la licitación impulsada por los colorados, Hunter dijo a El Observador que fue porque la denuncia presentada por Díaz ante la Justicia tiende sospechas sobre el llamado público.

El director colorado anunció que propondrá a la comisión asesora que reformule el pliego de licitación para que no contenga servicios tan variados que van desde la mecánica al servicio médico.

Interrogado acerca de por qué no había planteado esos cambios cuando la licitación se inició, el director del banco público aseguró que él lo había advertido en su momento. Además, Hunter calificó de “disparate” las afirmaciones de Ferreira acerca de que desde el Poder Ejecutivo se sugirió beneficiar al Automóvil Club y tirar abajo la licitación.

Dentro del Directorio, el presidente del BSE, Roig, también negó que el presidente Jorge Batlle le haya planteado algo