Consejo de salarios: ministro Brenta optimista para lograr acuerdos

El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo que hay disposición por parte de trabajadores y empresarios para lograr acuerdos. Sin embargo, el asesor jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, expresó que el sector empresarial llega a esta ronda.
EXPECTATIVA
Brenta dijo que desde el gobierno hay expectativa respecto al comienzo de la negociación por rama de actividad, en el marco de los Consejos de Salarios que comenzará a desarrollarse esta semana.
Explicó que el objetivo del Gobierno es que el crecimiento de la economía se vea reflejado en el salario de los trabajadores. Afirmó que tanto trabajadores como empresarios demostraron voluntad de trabajar en la búsqueda de acuerdos.
Según dijo el secretario de Estado, en buena parte de los sectores la posibilidad de crecimiento y desarrollo son importantes. Por eso, la concreción de acuerdos en el corto plazo permitirá aprovechar las oportunidades que hoy en día brinda el país.
OBJETIVOS
El jerarca explicó cuáles son los objetivos que el Poder Ejecutivo pretende lograr en esta instancia.
«Aspiramos que se incluyan dos clausuras de acuerdo en materia de incorporación de mujeres y jóvenes en el mercado de trabajo, aspectos vinculados con la promoción de la seguridad y la salud en el trabajo. Y, fundamentalmente algo que es un desafío muy importante para el país: la formación y capacitación de los trabajadores en función de los desafíos que las próximas inversiones a realizarse en el ámbito nacional nos ponen por delante», señaló Brenta.
Las áreas donde se requerirá más mano de obra capacitada a raíz de las inversiones previstas son: tecnologías de la información y telecomunicaciones, la construcción, el sector metal-mecánica y la industria automotriz.
PIT – CNT
Desde el PIT-CNT se aspira a lograr acuerdos en materia salarial pero sin descuidar otros aspectos que ayudan a la calidad de vida del trabajador y sus expectativas de crecimiento.
Sergio Pereira, integrante del Secretariado Ejecutivo de la central obrera, explicó que esta nueva ronda de negociaciones es muy importante porque quedan en evidencia dos cosas: la validez de la negociación colectiva y la necesidad de los salarios acompañen el crecimiento económico que está teniendo el país.
Las principales reivindicaciones por parte de los trabajadores fueron expuestas por el sindicalista. «Hemos priorizado salarios más sumergidos y hemos solicitado al Poder Ejecutivo que se quite la variable empleo del lineamiento salarial. También hay otros temas que hacen a la calidad de vida del trabajador, como los convenios en seguridad y salud en el trabajo, la formación profesional para acceder a puestos de trabajo de mayor jerarquía. Nos parece interesante ver en qué lugares se puede reducir la jornada laboral y en cuáles no»,
Pereira afirmó que asistirán a las negociaciones con «oídos abiertos» y con la convicción de que se lograrán acuerdos importantes.
EMPRESARIOS
En el sector empresarial, el optimismo respecto a alcanzar acuerdos es menor. El asesor jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, expresó que por parte del sector empresarial la actitud será de total mesura.
«Esta ronda se caracteriza por tener vigente la Ley de Negociación Colectiva, que tiene algunos postulados que el sector empresarial ha rechazado». Por ejemplo, «la obligación de negociar y la posibilidad de negociar a varios niveles. El sector empresarial se presenta a esta ronda con una nota destacada de prudencia y de mesura en cuanto a que ahora la negociación se puede establecer a varios niveles con lo cual lo que se negocia a nivel de rama no excluye que se pueda negociar después a nivel de empresa», dijo Mailhos.
Advirtió que «habrá que ver cuáles son las plataformas reivindicativas ante los anuncios del PIT-CNT de apartarse de los lineamientos del Poder Ejecutivo para que no haya locas pasiones en esta primera instancia».
También informó que el sector empresarial no tiene una plataforma reivindicativa única. Sin embargo destacó que hay realidades diferentes, por lo que en algunos casos se va a «escuchar» y en otros a «proponer».