Consumo continuó en alza y la expectativa sigue favorable.

La actividad comercial continuó mostrando una firme expansión en la mayoría de los rubros durante el segundo semestre del año, impulsada por un fuerte crecimiento del mercado automotor y la venta de electrodomésticos, según la encuesta divulgada ayer por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS).

Tras un primer trimestre de fuerte recuperación luego de que las familias se volcaran nuevamente a la toma de decisiones de consumo relevantes �en particular en el segmento de bienes durables�, la gran mayoría de los rubros comerciales continuaron la senda expansiva entre abril y junio, aunque la mayor parte de ellos desaceleraron el ritmo que mostraron en los primeros meses del año.

En tanto, la CNCS destacó crecimientos «moderados» y sostuvo que las expectativas para el segundo semestre serán «favorables» en la medida en que «se mantengan las condiciones internas y se estabilice la situación a nivel extrarregional».

La venta de electrodomésticos creció 49,3% en el segundo trimestre, para cerrar la primera mitad del año con un alza de ventas de 49,2%, respecto a igual semestre de 2009.

La fuerte disminución de los precios de los artículos motivada por la depreciación del dólar y el incremento de los ingresos de los hogares continuó siendo la causa principal del crecimiento sectorial.

Además, la demanda generada por el mundial de fútbol, sobre todo en el segmento de televisores, fue potenciada por la existencia de promociones y descuentos ofrecidos por los comerciantes.

En tanto, la venta de vehículos mantuvo fuertes tasas de recuperación comparadas con la primera mitad del año pasado, cuando el impacto de la crisis a nivel local llevó a postergar decisiones de consumo de ese calibre. Las colocaciones de autos y camionetas crecieron 79,3% entre abril y junio, y cerraron el semestre en 78,7%.

De igual manera, las ventas de camiones y ómnibus aumentaron 46,3% en el trimestre y 33,2% en los seis primeros meses de 2010.

A nivel de consumo masivo, los supermercados aumentaron su facturación en 5,3% en el segundo trimestre, y completaron la mitad del año con expansión de 6,8%.

En la vestimenta, el alza semestral fue inferior (6,1%), aunque con un mejor desempeño en el último trimestre (9,3%). La vestimenta de dama explicó prácticamente todo el impulso al crecimiento con una variación trimestral de 13,1% y de 10,1% para el semestre.

Los bazares aumentaron sus ventas 4,9% en el trimestre y 5,9% para la primera mitad del año, mientras que las ferreterías mayoristas continuaron recuperándose con alzas de 5,2% y 5,5%, respectivamente.

En el rubro esparcimiento, las agencias de viajes elevaron 16,9% las ventas en el semestre y 16% entre abril y junio, respecto a iguales períodos de 2008. El sector hotelero también registró crecimientos de 9,2% y 8,8%, respectivamente.

Entre los sectores que retrajeron sus ventas se situaron los servicios informáticos, que redondearon una caída en sus ventas de 5,8% en el primer semestre, seguidos de las ferreterías y pinturerías, con un retroceso de 4%.