Continúa aumentando la deuda pública: 111% del PIB en 2003

La deuda bruta del conjunto del sector público alcanzó los U$S 12.445 millones al cierre de 2003, lo que representa un 111% del producto bruto generado por la economía uruguaya. De esta cifra, U$S 10.545 millones era deuda contraída por el gobierno central, otros U$S 454 millones era deuda de las empresas públicas, U$S 213 millones de los gobiernos locales y, finalmente, U$S 1.232 millones correspondía a endeudamiento bruto del Banco Central del Uruguay (BCU).

El presidente del BCU, Julio de Brun, dijo a El País que la deuda en relación al PIB se mantuvo porque la suba que implicó el canje del año pasado —en el que se generó un mayor pago de intereses— fue compensada por el aumento del producto. El funcionario sostuvo que se espera que la relación empiece a declinar por el crecimiento de la economía y la revaluación del peso frente al dólar.

En una entrevista con la agencia Reuters el ministro de Economía, Isaac Alfie, sostuvo que es «factible» que la economía crezca entre 8% y 9% en 2004. Además dijo que el país está «de vuelta en camino al ascenso al grado de inversión», aunque descartó una emisión de deuda en el mercado internacional en el corto plazo.

Por su parte, la calificadora Fitch advirtió que la deuda externa neta uruguaya, por su gran volumen en relación al PIB, se mostrará en los próximos años extremadamente sensible a cambios, aunque sean leves, en el entorno macroeconómico, en particular la evolución del tipo de cambio. De acuerdo con proyecciones de la agencia, la deuda puede ubicarse hacia 2008 en el 90% del producto aproximadamente en condiciones normales, en cerca de un 120% en una situación negativa y en un 75% en condiciones muy positivas.

DEUDA NETA. La deuda neta (descontando los activos del sector público), se ubicó en U$S 8.479 millones (76% del PIB) al cierre de diciembre. Un año atrás, dicho coeficiente se encontraba en 66% del PIB.

Desagregando por tipo de acreedor, el 45% de la deuda bruta es con organismos multilaterales y bilaterales, cuando en 1999 ésta representaba el 28% del total (ver gráfico). El restante 55% fue contraída con acreedores privados (72% en 1999). El cuanto a los instrumentos, un 49% de la deuda corresponde a títulos públicos, un 46% son préstamos internacionales y el 5% restante se reparte entre proveedores, depósitos netos y otros acreedores.

El perfil de vencimientos de la deuda se ha modificado sustancialmente luego del canje de títulos concretado a fines de mayo. De acuerdo a los últimos datos divulgados, casi dos terceras partes de la deuda pública tenía un plazo contractual mayor a 5 años, en tanto que los vencimientos menores al año representaban apenas un 5% del total adeudado.

Si se considera el plazo residual de la deuda, los vencimientos de corto plazo (hasta un año) alcanzaban a U$S 1,746 millones. Este monto está conformado principalmente por Certificados de Depósitos constituidos por los bancos comerciales en el BCU y por Letras de Tesorería en moneda nacional y extranjera y Letras de Regulación Monetaria en pesos que vencen en los meses previos a las elecciones.

Apenas U$S 433 millones (3,4%) estaba constituido en pesos, lo que evidencia la alta vulnerabilidad del frente fiscal ante las modificaciones del tipo de cambio real.

Recaudación

Fuentes del Ministerio de Economía y Finanzas dijeron a El País que se cerrará el primer trimestre de acuerdo al programa ya que luego de algunos «gastos extraordinarios» en enero la situación estuvo bajo control en los meses siguientes. Los funcionarios adelantaron que la recaudación del primer trimestre de 2004 «superará» ampliamente a la del mismo período del año pasado.