Continúa la “significativa recuperación” comercial

 En enero-setiembre el salario real aumentó 4,6%, el empleo creció escasamente y la masa salarial no recuperó sus valores históricos, señaló el informe de la CNCS divulgado ayer. En ese marco, algunos empresarios consultados manifestaron mantener “cierto grado de incertidumbre” por decisiones del gobierno en materia laboral, a pesar que la mayoría destaca mejoras en sus ventas.

Según la encuesta, siete giros comerciales mostraron tasas de variación “positivas y crecientes (pinturerías, supermercados, cooperativas de consumo, venta de artículos de tocador, vestimenta, calzado y hotelería), en julio-setiembre.

Según la CNCS, la mejora de los salarios implicó “una recomposición de las modalidades de compra de alimentos y productos de limpieza”, sobre todo en supermercados, y “en general se recompuso la venta de artículos de marca, como es el caso de la vestimenta, y una mejor calidad de artículos para otros giros comerciales”.

La encuesta remarcó, asimismo, que el empleo se mantiene este año con un crecimiento de “apenas 0,4 puntos” después de haber crecido a un ritmo de más de tres puntos (en variaciones interanuales) durante 2004. A su vez, el desempleo continúa cayendo “pero no con la fuerza que lo hacía el año pasado”. “De allí que la masa salarial aún no recupere sus valores históricos”, remarcó la CNCS.


Temores. Respecto a la incertidumbre indicada por algunos empresarios, se señala que básicamente se da en el campo de las relaciones laborales por medidas adoptadas por el gobierno como la prohibición de que intervenga la Policía para desalojar empresas ocupadas por los trabajadores, decretos transitorios que “dificultan la libre decisión de los empresarios” sobre su personal, interpretaciones de técnicos del Ministerio de Trabajo, que “impiden que sean considerados como aumentos de salario a cuenta los aumentos que fueron así expresamente pactados” y otras normativas “más peligrosas” como el proyecto de ley de fuero sindical que está a estudio del Parlamento.

“Esta es la incertidumbre que se palpa en el sector empresarial y que se manifiesta en el enlentecimiento en la recuperación de los niveles de empleo”, subrayó la gremial.

El informe señala que el tipo de cambio a la baja incentiva las importaciones que “continuaron creciendo en todos los rubros, aunque a menores tasas que en trimestres anteriores”. Se explica que “la volatilidad del tipo de cambio” llevó a un menor crecimiento de las importaciones en general con algunas excepciones en rubros particulares.