Continúa la puja salarial entre empresarios y trabajadores

Desde el PIT-CNT reclaman mayores incrementos para sectores más sumergidos y un sueldo mínimo de 10.000; los empleadores piden cautela en los ajustes.

Las cámaras empresariales piden que haya moderación durante la próxima ronda salarial. Sostienen además, que la actual presión inflacionaria está explicada en buena medida por los incrementos salariales de los trabajadores.

Los industriales plantearon a mediados de año otorgar aumentos por IPC y acuerdos salariales a corto plazo, no más allá de 12 meses, en virtud de la coyuntura internacional. El gobierno no aceptó la propuesta pero los empresarios insisten en la necesidad de tener cautela.

«Apostamos que lo sindicatos miren la realidad del mundo, de la región y del país y vean que las cosas no son iguales que hace un año atrás», dijo a Subrayado Washington Burghi, presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay.

Para la Cámara de Comercio y Servicios, la mejora salarial ha tenido mucha incidencia en el aumento del IPC.

«Si pedíamos cautela en forma previa, ahora les agregamos otros elementos adicionales, como es el brote inflacionario», destacó Marcelo Lombardi, presidente de la Cámara de Comercio, quien remarcó que «es muy importante la actitud que tome el Poder Ejecutivo a la hora de convalidar las decisiones de los Consejos de Salarios que no se adapten a esta realidad».

En contrapartida, el PIT-CNT reclama ajustes salariales mayores para los salarios inferiores a los 14.000 pesos y que el Salario Mínimo Nacional sea de 10.000 pesos al 1º de enero de 2013.

«Hay que asociar la negociación colectiva a un proceso de redistribución de la riqueza», sostuvo Marcelo Abdala del Secretariado Ejecutivo de la central sindical.

El dirigente gremial le respondió a los empresarios que piden moderación en la ronda salarial.

«Ya que hablamos de moderación hay que moderar las ganancias. Hay determinados sectores económicos que se han beneficiado mucho por los precios internacionales de las materias primas», sostuvo Abdala quien además reclamó más gravámenes a las rentas de algunos sectores.

«Estaría bueno que se eleve el monto mínimo no imponible (de IRPF) y que se graven más a determinados sectores vinculados al capital, especialmente aquellos que han tenido una alta rentabilidad».

Desde el gobierno, el director nacional de Trabajo, Luis Romero, aseguró que los Consejos de Salarios siguen los lineamientos del Ministerio de Economía.

El jerarca destacó que el rubro salarial no es el factor que eleva los niveles de inflación.

Reconoció que hay sectores con salarios sumergidos y que deben ser especialmente atendidos en la próxima ronda del Consejo de Salarios.

Romero destacó la autonomía que tienen empresarios y trabajadores para llevar adelante la negociación colectiva sin presión y bajo total libertad.