Continúa libre el paso hacia Concordia.

Los ambientalistas de Concordia tampoco realizaron la concentración prevista para las 18 horas de ayer, la que se realizaría a 500 metros del paso de fronteras. Según se informó, representantes de esta agrupación discutirán el próximo miércoles 22, el impacto de sus acciones que, hasta el momento han sido de concientización.

En esa oportunidad, analizarán las medidas a tomar con sus pares de Gualeguaychú, quienes ya llevan 16 días de corte ininterrumpido y donde cientos de camiones han quedado varados.

Sobre el atardecer de ayer continuaban arribando a la playa de estacionamiento del paso de fronteras, camiones de carga en tránsito hacia Uruguay los que aguardaban la apertura de las oficinas en la mañana de hoy.

Por otra parte, según informó ayer el diario argentino La Nación el próximo miércoles 22 se espera que el Congreso trate los proyectos para presentar una demanda contra Uruguay en el tribunal Internacional de La Haya.

En tanto, el procurador General de la Nación Argentina, Esteban Righi recibirá hoy el expediente para informar a la Suprema Corte de Justicia, sobre la denuncia presentada por el gobernador de Entre Ríos, Jorge Busti. Por la misma se pide que se investigue si las empresas Botnia y Ence incurren en el delito de tentativa de contaminación ambiental.

CORTE MAS ANTIGUO. En Fray Bentos ya casi nadie habla del corte en la ruta 136 de Gualeguaychú, sino de las consecuencias que este trajo a la población de la capital departamental. La mayor preocupación ahora está en las empresas, principalmente del sector de servicios, que debieron enviar a algunos de sus trabajadores al seguro de paro. Es el caso del restaurante o el free shop situados en el paso de fronteras que debieron adoptar esta medida.

Por otra parte, este fin de semana en Gualeguaychú, unas 400 personas se congregaron nuevamente en el kilómetro 28 de la ruta bloqueada. Al igual que en Fray Bentos, el clima tampoco es de mucha tranquilidad, aunque por otras causas.

Según indicaron algunos manifestantes, «los días pasan en el corte y no se siente que se le esté dando la importancia que tiene el movimiento».

Señalan además de que más allá de que los gobiernos de Uruguay y Argentina logren un acuerdo, no aseguran que eso determine el cese de los cortes.

Los Asambleístas tienen el convencimiento de que «las plantas contaminan», y en ese sentido, señalan que «no importa lo que arreglen los políticos, de Uruguay y la Argentina, los cortes siguen hasta que paren las plantas». Según agregó uno de ellos, «no nos importa lo que diga Busti, ni Tabaré Vázquez, acá estamos y acá nos vamos a quedar».

NUEVO APOYO. En los últimos días se constituyó además, la Asamblea Ambientalista Juvenil, la que concentra a un centenar de jóvenes de Gualeguaychú, quienes participan en forma activa de las movilizaciones.

Se trata de jóvenes de entre 17 y 25 años que comenzaron participando, en forma individual de las asambleas. Decidieron congregarse para tener una participación más importante y «para salir a comprometer a los jóvenes en este tema», según expresan los representantes de este grupo.

Señalan que están en permanente contacto con los asambleístas de los puentes de Colón y Concordia, quienes cuentan con el apoyo de los manifestantes de Gualeguaychú.

«En estos momentos estamos regionalizando el problema, así como del lado uruguayo se unen los políticos, nosotros acá le pedimos a los vecinos del resto de la Provincia que participe en el tema, y por eso es que podemos cortar los puentes, y vamos a seguir cortando», dijo uno de los integrantes de la Asamblea.