Continuidad en economía sin que se descarten herramientas

La fórmula frenteamplista dejó clara durante la campaña la filosofía que signará la política económica del segundo gobierno de izquierda: mayor crecimiento y redistribución.

Erradicar la desocupación, bajar en dos puntos la tasa básica del IVA (hoy es del 22%), mejorar las deducciones para el pago del IRPF, son algunas de las escasas promesas concretas en materia económica que hizo la fórmula ganadora a lo largo de la campaña electoral.

Otros de los compromisos destacados en el programa del ahora gobierno electo son: mantener los estímulos a la inversión con el objetivo de lograr que en el próximo período suba del 20% actual al 25%; aplicación de incentivos directos para la inversión nacional y extranjera; facilitar a los inversores el acceso a los beneficios fiscales; y avanzar en infraestructura, para transformar a Uruguay «en la gran plataforma logística de la región».

En materia fiscal la orientación es mantener la misma línea seguida por la conducción económica durante la administración Vázquez.

Que los asuntos económicos queden en manos de un equipo que en su mayoría responde al ahora vice presidente (ver nota en esta misma página), parece ser la garantía de que no habrá cambios sustanciales en la orientación de la economía.

El propio Mujica lo dejó claro el lunes 23. Ese día en un acto en la intendencia de Montevideo señaló que el mismo equipo que condujo la marcha de la economía en el Uruguay en los últimos cinco años es el que se hará «cargo del nuevo acontecer de la economía, que nos dirá el estado de la caja, de la esperanza, y por encima de todo del estado del compromiso con los cambios en nuestra sociedad».

Flexibilidad. No obstante, pocas horas después reconocía que «ante circunstancias distintas es posible que existan respuestas distintas».

«¿Cómo va a ser el mundo en los próximos años?», se preguntó el todavía candidato al ser entrevistado por Emiliano Cotelo en radio El Espectador

Él mismo se respondió: «Nadie lo tiene muy claro, hay mucha incertidumbre. En todo caso, no parece que se repita la coyuntura que se vivió (durante buena parte del gobierno actual). Y probablemente ello imponga modificaciones».

Los analistas coinciden con el ahora presidente en que las circunstancias económicas cambiaron y aunque admiten que la economía local tiene buenas chances de seguir expandiéndose durante los próximos dos años, aseguran que no lo hará a las tasas registradas durante la mayor parte del gobierno de Vázquez.

Además ese crecimiento se producirá en un contexto de mayor incertidumbre hasta tanto se disipen del todo las dudas acerca de la salida definitiva de la crisis global.

Astori también sabe que las condiciones externas no serán las que le tocó vivir mientras estuvo al frente del Ministerio de Economía, y en el acto en la intendencia dijo que la propuesta del Frente Amplio «no es un modelo» económico, porque a su entender la «rigidez contradice» las «convicciones» de la fuerza política.

También rechazó «los dogmatismos» en materia política o económica, así como «los determinismos».

En el entorno de Astori aseguran que las preocupaciones de la próxima conducción económica pasarán por reformar los factores que aseguren un crecimiento de largo plazo.

En ese grupo se admite que todavía hay desafíos pendientes en el área de las reformas estructurales. Entre ellos destacan algunos como mejorar la calidad de la educación y poner mayor énfasis en la innovación, y así mejorar y asegurar el crecimiento de la economía.

Finalmente, un elemento que no debe perderse de vista al momento de esperar las decisiones es que se puedan generar algunas tensiones entre las posiciones de quienes conduzcan la economía -en su mayoría identificados con el astorismo- y otros funcionarios cercanos a Mujica más proclives a un mayor grado de intervencionismo estatal.

Situaciones de ese tipo se vivieron durante el actual gobierno y siempre fueron laudadas por el presidente Tabaré Vázquez en favor de las posiciones defendidas por su ministro Astori. Ahora el presidente será Mujica.