Cristina ‘K’ es la candidata oficialista

Según informó ayer la agencia estatal Télam, el jefe de Gabinete aseguró que la legisladora, de 54 años, lanzará su candidatura durante un mitin que se desarrollará en la ciudad bonaerense de La Plata, su distrito natal.

De esta manera, el jefe de Gabinete ratificó que la legisladora encabezará la fórmula oficialista en los comicios presidenciales del 28 de octubre próximo, luego del misterio mantenido en los últimos meses en torno a si la candidatura la lideraría la primera dama o el mandatario Néstor Kirchner.

Los ministros del Gabinete, la mayoría de los gobernadores y numerosos legisladores asistirán al acto en el que la senadora presentará la fórmula del Frente para la Victoria, la agrupación política que Kirchner creó al margen del Partido Justicialista (PJ, peronismo).

pingüina. Desde hace un año, el presidente insiste con la frase «pingüino o pingüina», en alusión a que tanto él, apodado así por su origen sureño, como su esposa pueden ser candidatos presidenciales, ambos favoritos en las encuestas.

El mandatario había reiterado en sus círculos íntimos y en las escasas entrevistas brindadas en los últimos meses su intención de que sea la primera dama quien encabece la fórmula oficial, pese a que el jefe de Estado posee una intención de voto superior a la de su esposa, según sondeos publicados ayer por la prensa.

Las encuestas señalan que Kirchner tiene una intención de voto que oscila entre el 52 y el 55 por ciento, mientras que la primera dama sería elegida por una porción de la población que varía entre el 46 y el 48 por ciento, con lo que los integrantes del matrimonio presidencial ganarían las elecciones generales en primera vuelta.

Según la ley argentina, para ser elegido Presidente sin necesidad de una segunda vuelta, un candidato necesita obtener el 45% de los votos. O más del 40%, si logra una diferencia superior a 10 puntos el segundo.

La agencia estatal publicó ayer además sondeos de las consultoras CEOP y Analogías que indican que Kirchner tiene una imagen positiva que ronda entre el 74,1 y el 75,3 por ciento, mientras que la senadora cuenta con una imagen positiva que oscila entre el 60,7% y el 61%.

Los analistas coinciden en que con el lanzamiento de la fórmula el gobierno busca dar un nuevo impulso al oficialismo. Según trascendidos, el actual presidente priorizó a la reelección la creación de una nueva fuerza política, basada en lo que él denomina la «concertación plural», alejada del sistema partidario tradicional.

La opinión de los analistas se produce después de los traspiés sufridos en las elecciones a alcalde de Buenos Aires, ganadas por el opositor Mauricio Macri, y en los comicios a gobernador de la austral Tierra del Fuego, en los que la candidata del ARI, Fabiana Ríos, obtuvo un sorpresivo triunfo.

La candidata a presidente estaría acompañado por el gobernador de la provincia de Mendoza, Julio Cobos, uno de los «radicales K», un grupo encabezado por cinco de los seis gobernadores de la centenaria Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza parlamentaria del país, alianza basada en la «concertación plural» impulsada por el presidente.