Cristina le entró duro a EEUU

Argentina denunció ayer que fue implicada en “operaciones basura” luego de que la Justicia de EEUU dijo que un maletín repleto de dólares decomisado en agosto a un empresario en Buenos Aires era para financiar la campaña electoral de la presidenta Cristina Fernández.
La gobernante cuestionó con dureza la actitud de Estados Unidos y dijo que seguirá “afirmando” la “relación de amistad con todos los países latinoamericanos, también con la República Bolivariana de Venezuela”, de donde se presume que procedía el dinero.

“Esta presidenta puede ser mujer, pero no se va a dejar presionar”, advirtió la gobernante, quien sin mencionar a EEUU consideró que “más que países amigos, quieren países empleados y subordinados”.

Antes de que la presidenta se refiriera a este asunto, el jefe del Gabinete, Alberto Fernández, acusó a EEUU de montar “una operación de inteligencia” y de “entorpecer a la Justicia argentina”.

“Antonini pasó de ser el principal acusado a ser la víctima del gobierno venezolano. Sentimos asombro por la actitud. Si Estados Unidos quiere saber la verdad, que envíe a Antonini. Lo que me temo es que lo estén protegiendo”, dijo.

Fernández opinó además que el “desprecio (de EEUU) por la relación con Argentina es algo que estamos corroborando” y agregó: “Es realmente una locura pensar que el gobierno venezolano traía plata para la campaña presidencial”.


Respuesta de EEUU. La Embajada de EEUU en Buenos Aires emitió un comunicado en el que aseguró que “no hay conflicto con Argentina” y que la “cuestión legal (…) no tiene que afectar las relaciones entre los dos gobiernos y los dos pueblos”. (El Observador y EFE)