Cristina modifica la ley de medios. Argentina: vuelta atrás para que se apruebe la reforma

Decidí «eliminar del anteproyecto del Poder Ejecutivo que las telefónicas puedan participar en este ámbito y sólo dejarlo a las cooperativas telefónicas, que como ustedes saben son pequeñas empresas», dijo la mandataria en conferencia de prensa desde la Casa Rosada.

Las pequeñas compañías telefónicas brindan el servicio de distribución en localidades del interior del país.

El propósito, señaló Fernández, es «desterrar cualquier duda que legisladores pudieran tener en el sentido de que tal vez la presencia de las telefónicas podía generar un nuevo monopolio».

El oficialismo cedió así uno de los puntos más controvertidos del proyecto de «Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual» que envió al Congreso hace tres semanas y que busca reemplazar a la «Ley de Radiodifusión» sancionada en la última dictadura militar.

El ingreso de las telefónicas al negocio de la televisión por cable era cuestionado no sólo por la oposición, sino también por algunos legisladores aliados al oficialismo. En la actualidad, el negocio de la televisión por cable está controlado, entre otros, por el Grupo Clarín, enfrentado al gobierno -que también posee diarios, revistas, radioemisoras, canales de televisión abierta y servicios de Internet-.

La bancada oficialista de la Cámara de Diputados pretende debatir el proyecto el jueves. De todos modos, aún negocian el respaldo de algunos aliados. El gobierno de Fernández quiere que la ley se sancione antes del 10 de diciembre, cuando el recambio parlamentario deje al kirchnerismo sin mayorías. La Nación GDA y AP