Críticas a importaciones por encomiendas.

Esta medida, según la Cámara, afectará de forma negativa las ventas de los comerciantes establecidos y, por ende, a la economía de Uruguay, según determina un informe elaborado por la gremial empresarial.

El aumento del monto para importar encomiendas personales fue reglamentado en la ley de Rendición de Cuentas que refiere al régimen tributario para las encomiendas postales internacionales.

Esto significa que las encomiendas de entrega expresa, que no excedan los 20 kilos y sean de un valor igual o menor a 200 dólares, «estarán exentas del pago de los tributos que graven las importaciones, exportaciones y el tránsito, así como del Impuesto al Valor Agregado (IVA)».

La Cámara consideró que «el diferencial de precios que se generará entre los productos que ingresen al país por medio de esta vía, sin el pago de impuestos, será de gran magnitud frente a los artículos que se venden actualmente en los comercios». Agrega que «las empresas que hoy existen en el mercado se verán enfrentadas a una competencia desleal muy difícil de combatir y que las afectará de forma negativa en sus niveles de venta». La gremial realizó propuestas para tratar de mitigar el impacto negativo de la reglamentación. Propuso que se restrinja el número de envíos por año (así como la determinación de sanciones en caso de excederse en el número de envíos), o que el registro lo lleve adelante un tercero imparcial.