Crudo da leve respiro con una caída del 2%

El barril de crudo West Texas Intermediate (WTI) detuvo ayer su continuado encarecimiento de las últimas jornadas y abrió la semana con un descenso de casi dos dólares, que lo dejó por debajo de los US$ 94.
Tras una semana en que el petróleo de referencia estadounidense marcó hasta tres récords históricos al cierre de las sesiones diarias, el crudo cerró el primer día de la semana a US$ 93,98, lo que supuso un descenso de US$ 1,95 o el 2,03% respecto al precio del cierre del viernes.

Aquel precio marcó un máximo histórico (US$ 95,93), un día después de que el barril (159 litros) de petróleo de Texas llegó a cambiarse en las operaciones electrónicas (cuando el mercado aún está cerrado) a US$ 96,24.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, había advertido hace algún tiempo que el crudo treparía a US$ 100 antes que concluya este año.

Desde el pasado 8 de octubre, cuando rebeldes del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía mataron a trece soldados turcos cerca de la frontera iraquí, el barril de crudo de Texas (159 litros) se encareció más de un 20%, ante el temor de los expertos de que esas tensiones geopolíticas puedan mermar la oferta internacional del oro negro.

Sin embargo, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en diciembre detuvieron ayer su avance en la Bolsa Mercantil de Nueva York, al menos momentáneamente, en línea con lo ocurrido en el mercado de capitales (ver recuadro).

Ambos se vieron afectados por la revitalización de los temores de que la crisis hipotecaria que afecta a Estados Unidos reduzca los resultados trimestrales de los grandes bancos y contenga el crecimiento económico del país, lo que se traduciría en una reducción de la demanda de carburantes en el país, el mayor consumidor energético del mundo.


Temores. Esos temores se reavivaron estos días luego que los consejeros delegados de Citigroup y Merrill Lynch debieron dejar sus puestos en menos de una semana, presionados por el fuerte efecto de la crisis hipotecaria en las cuentas de sus empresas.

En línea con el de Texas, el crudo Brent, el de referencia en Europa, también registró caídas, que lo hicieron cerrar en US$ 90,49, 1,59 menos que al cierre de la jornada anterior, aunque durante la sesión llegó a cambiarse por US$ 92,31.

Al igual que el crudo, el precio de los contratos de nafta para entrega en diciembre cayeron 5,8 centavos (2,39%) y se negociaron a US$ 2,3811 por galón (3,78 litros).

En tanto, los contratos de gas natural para diciembre rebajaron también su precio en unos 42 centavos (4,79%) y al cierre de la sesión se negociaron a US$ 7,99 por mil pies cúbicos.

Lo mismo ocurrió con los contratos de futuro de gasoil de calefacción para entrega en ese mismo mes, que al cierre perdieron 2,98 centavos, para concluir la primera jornada de la semana en US$ 2,5439 por galón. (EFE)