Crudo roza los US$ 44 tras el alerta en EEUU

Durante la sesión, el precio del contrato con vencimiento en septiembre del Petróleo Intermedio de Texas llegó a marcar los US$ 43,94, muy cerca de los US$ 44, que se ha establecido como la próxima barrera psicológica a batir.

Por su parte el crudo Brent, de referencia en Europa, subió ligeramente y rozó los US$ 40 al cierre, ya que cerró en US$ 39,97.


Alerta antiterrorista. El gobierno de EEUU puso ayer en alerta especial al sector de servicios financieros de las ciudades de Nueva York y Washington, así como el norte del estado de Nueva Jersey, vecino de la metrópoli neoyorquina y a donde se han trasladado algunas grandes corporaciones. Esta decisión fue tomada ante los indicios de que Al Qaeda podría estar planeando atentados contra determinadas instituciones, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, en Washington; el banco Citigroup y la Bolsa de Nueva York, y de la empresa de seguros Prudential, en la ciudad de Newark, Nueva Jersey.

Además de esta amenaza, los inversores están atenazados por otros factores, como la inestabilidad de grandes productores como Nigeria o Venezuela, y los ataques que están sufriendo las instalaciones petroleras de Arabia Saudí e Irak, y que podrían causar interrupciones en el suministro de crudo.

Pero el principal motivo de preocupación para los analistas, además de la alerta antiterrorista, era la crisis financiera que atraviesa la petrolera Yukos, que concentra la quinta parte de las extracciones de Rusia y el 2% de todo el mundo.

Ayer la crisis se vio levemente atenuada, al anunciar el gobierno ruso su intención de conceder una prórroga de dos meses a la empresa para que salde su deuda fiscal de US$ 3.400 millones.

Otro factor que incidió en la víspera en los mercados fue la entrada en vigor del aumento de la producción acordado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hace unas semanas.

La cuota de producción de la OPEP (sin incluir a Irak) es de 26 millones de barriles diarios desde el domingo, cuando entró en vigor el último incremento acordado por la organización, que sube esa oferta oficial en 500.000 barriles diarios. Se trata de la segunda fase en el fuerte incremento del 10% pactado por la organización el pasado 3 de junio en Beirut. La propia OPEP reconoció ayer que el crudo de referencia de la organización se vendió el viernes pasado a US$ 38,69 por barril, el nivel más alto registrado desde 1990. (EFE)