Cuarteles y confiterías cargarán con la basura

Ante la inminente ejecución de esta norma, que está basada en un artículo del digesto municipal que no se estaba aplicando hasta la llegada de esta administración de Ricardo Ehrlich, muchos comerciantes prefirieron elegir el uso de transporte propio o fundamentalmente de privados que se encarguen de mover la basura hacia las usinas de la comuna.

Luego de constatar esa preferencia y la aparición de nuevas empresas para ese rubro, la IMM estableció una reglamentación que fue aprobada hace dos semanas que sólo permite el transporte de basura para empresas habilitadas a hacerlo.

La habilitación comprenderá a todas las volquetas privadas y a cualquier otro tipo de elemento que sirva para el acopio de residuos, así como a los predios utilizados por las empresas para depositar los residuos.

Previamente a la habilitación, la empresa deberá realizar un depósito en garantía como forma de comprometerse a cumplir con las obligaciones. Cada una de las volquetas o de los vehículos tendrá una identificación que será diseñada por la comuna.

La reglamentación prohíbe la colocación de volquetas en la vía pública sin consentimiento de la IMM, que será quien indique en que lugar colocarlas.

En caso de que sean incumplidas estas disposiciones la reglamentación establece una serie de multas.