Cuatro procesados por sedición tras la asonada en la Ciudad Vieja

Durante todo el fin de semana, Fernández Lecchini tomó declaración a las 16 personas detenidas en los incidentes del viernes en la Ciudad Vieja, así como a policías que participaron en los hechos. Esa tarde, una manifestación en protesta por la Cumbre de las Américas en Mar del Plata y la presencia allí del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, derivó en una asonada.

Ayer, Fernández Lecchini, juez penal de 1er. Turno, resolvió procesar con prisión a dos hombres y dos mujeres mayores de edad por el delito de “sedición”. Si los procesados son finalmente condenados, la pena establecida en el Código Penal es de “dos a seis años de penitenciaría”. Los otros 12 detenidos durante la trifulca, fueron liberados. Los procesados fueron trasladados a Cárcel Central. Según el juez “no pertenecían a ningún grupo en particular, aunque sí fueron convocados y participantes de la manifestación”.

La fiscal de turno, Elsa Machado, había pedido el procesamiento con prisión por atentado y lesiones personales. Fernández Lecchini destacó que “tanto una forma típica como la otra supone violencia y el enfrentamiento a la autoridad”.

Durante las actuaciones judiciales, medio centenar de jóvenes volvieron a manifestar ayer frente a la sede judicial de la calle Bartolomé Mitre en reclamo de la liberación de los manifestantes.


Reacción. La resolución judicial tuvo una rápida respuesta de la defensa de los manifestantes. El abogado de los cuatro procesados, Gustavo Salles dijo que “no existen elementos de prueba” para endilgarle el delito de “sedición” a sus defendidos. El profesional también cuestionó la represión policial y hasta la política económica del gobierno.

“Es un delito grave e inexcarcelable, y cuya figura tiene relación con actos violentos que pretenden alterar el sistema político vigente”, dijo Salles. Agregó que el viernes hubo “una marcha pacifica” y que quienes “comenzaron a cometer actos violentos fueron 10 individuos encapuchados que no pueden ser reconocidos”.

Consideró que los hechos de violencia “los cometieron otras personas que no fueron identificadas porque estaban preparadas para ello y de eso una hora antes estaba en conocimiento la Policía”.

“Si se piensa que esa marcha pretendió erosionar el sistema político, entones yo me confieso sedicioso porque el sistema democrático lo respeto, pero el sistema económico de esta administración lo repudio como en el pasado lo hizo la mayoría de los actuales gobernantes”, aseguró.

Salles dijo que las bombas ‘molotov´ estaban en el lugar de los hechos, “pero no es el nexo de causalidad con estas cuatro personas procesadas”.

El abogado dijo además que la “prueba básica” utilizada por el juez “fue la declaración conteste de los funcionarios aprehensores que tuvieron todas las oportunidades de concertar sus declaraciones”. Además, cuestionó duramente la represión policial contra los manifestantes.


“Más leve”. A diferencia de lo que afirmó el juez, Salles dijo que “la tipificación que pidió el fiscal es más leve que la que solicitó el juez”.

“Frente a una investigación muy particular, el Ministerio Público llegó a una tipificación ‘prima faccie´ más leve que la que el juez le imputó a las cuatro personas detenidas.

El fiscal entendió que existieron elementos de semiplena prueba para determinar que se cometió asonada”, aseguró.