Cuatro provincias argentinas con resultado negativo para Kirchner

Los candidatos que apoyó el mandatario peronista progresista cayeron en las provincias de Mendoza (oeste), La Pampa (centro-oeste) y Tucumán (norte), mientras sólo pudo imponerse en Catamarca (noroeste) el Frente Cívico y Social (provincial, socialdemócrata) liderado por el gobernador saliente Oscar Castillo.

Kirchner venía cosechando victorias en los sucesivos turnos electorales de las provincias que culminarán el 23 de noviembre próximo, aunque la caída del domingo no impediría que el heterogéneo bloque del peronismo oficialista logre el quorum propio (mitad más uno) en la Cámara de Diputados desde el 10 de diciembre próximo, cuando asumirán los legisladores electos.

Castillo, electo senador, surgió de las filas de la Unión Cívica Radical (UCR, oposición), pero es un aliado extrapartidario de Kirchner, quien promueve un nuevo tipo de alianzas con fuerzas que no son tradicionalmente afines al gubernamental peronismo.

El mandatario busca ampliar su base de sustentación con aliados del peronismo y extrapartidarios que le han permitido acaparar éxitos en anteriores votaciones, entre otras, en la capital federal y las provincias de Buenos Aires y Santa Fe, los distritos electorales más importantes del país, que concentran el 56,7% del total del padrón.

Sin embargo, en Mendoza, quinto distrito con un millón de ciudadanos habilitados, el radicalismo socialdemócrata retuvo el domingo la gobernación a través de Julio Cobos con 42,89% de los votos, contra el peronista Guillermo Amstutz, apadrinado por Kirchner, que obtuvo 35,71%, informó la justicia electoral.

La UCR registró catastróficos resultados en elecciones a nivel nacional a raíz del desprestigio en el que lo sumió el gobierno del presidente Fernando de la Rúa, que cayó en 2001, pero esa fuerza pudo retener sorpresivamente el poder en algunas provincias a través de caudillos locales.

En La Pampa triunfó con comodidad el oficialismo local de Carlos Verna (49,05% de los sufragios), un delfín del gobernador saliente y senador electo Rubén Marín, aliado del ex presidente Carlos Menem, acérrimo rival de Kirchner en el gobernante Partido Justicialista (PJ, peronista), cuyo candidato llegó tercero (19,79%).

La derechista Fuerza Republicana, del represor y ex gobernador de Tucumán, Antonio Bussi, actualmente detenido por violaciones a los derechos humanos en la dictadura (1976-83), se impuso en Tucumán, donde su hijo Ricardo, actual diputado y otro candidato de ese partido local lograron sendas bancas de tres en juego para el Senado federal.

Debido a su detención, Antonio Bussi podría no asumir el 30 de octubre próximo como alcalde de la capital del distrito, luego de ganar en julio pasado los comicios por una diferencia de sólo 17 votos frente al peronista Gerónimo Vargas Aignasse.

Bussi está detenido por la desaparición durante la dictadura de Guillermo Vargas Aignasse, un ex senador provincial, padre de su rival en los comicios a alcalde. En Catamarca, el local Frente Cívico y Social (socialdemócrata) apoyado por Kirchner obtuvo las dos bancas de diputados y dos de las tres de senadores frente al peronismo local, que impuso para la Cámara Alta al caudillo distrital y cuestionado ex gobernador Ramón Saadi, un aliado de Menem.

En comicios para alcalde de Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, Ricardo Furlan, el candidato peronista apoyado por el jefe de Estado cayó a manos de Jorge Garramuño, del local Movimiento Popular Fueguino. En las elecciones de Ushuaia (3.100 km al sur) se puso en práctica por primera vez en Argentina el voto electrónico, que se desarrolló con problemas al inicio del sufragio por «dificultades operativas», según la empresa española Indra, encargada del sistema.

(AFP)