Cuestionan representación patronal en ronda salarial

A poco más de un mes de la entrada en vigencia del nuevo ajuste, aún no existe una fecha concreta de comienzo de los consejos de salarios. De hecho, en la última reunión del consejo superior tripartito, el jueves pasado, los delegados del Pit-Cnt reclamaron el rápido inicio de las negociaciones por rama de actividad.
Sin embargo, los representantes del Ministerio de Trabajo respondieron allí que se ha presentado un problema inesperado. Cuando finalizaba la reunión, explicaron que algunas entidades empresariales solicitaron participar en las negociaciones y «observaron» la actual representación patronal en ciertos sectores, dijeron a El País fuentes del empresariado y del Pit-Cnt que comparecieron al encuentro.
Los reclamos fueron realizados ante el ministerio, que a su vez planteó el tema en el tripartito. El director de Trabajo Julio Baráibar tenía «signos evidentes de preocupación», aunque en el momento no dijo directamente qué organizaciones presentaron la protesta, explicaron las fuentes. El ministerio convocó a una sesión especial del consejo tripartito para el jueves, donde se tratará este único tema y se definirán las delegaciones del empresariado y del Pit-Cnt para las 20 ramas de actividad.

«Tomamos noticia de la situación en la última reunión. Pero nosotros no vemos una representación alternativa en ningún sector. Si alguna cámara quiere sumarse a las negociaciones debe mostrar su representatividad», opinó el asesor letrado de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, y sostuvo que el Poder Ejecutivo debe «poner a consideración» el tema para que las partes decidan.
REGLAS. «Esto va a traer problemas», afirmó el representante de la Cámara de Industrias, Andrés Fostik. Y explicó: «El Poder Ejecutivo crea los ámbitos, decide cómo y quiénes lo integran. Pero ahora, antes de abrir los grupos, el ámbito debe resolver los reclamos de representación que llegan al ministerio para no enfrentar protestas posteriores».
La actual delegación empresarial fue definida el año pasado, antes del inicio de la ronda de los consejos de salarios. Allí están representadas 16 agremiaciones empresariales que, a su vez, tienen seis titulares en el consejo superior.
Para el presidente de la Asociación Nacional de Micro y Pequeñas Empresas (Anmype), Ricardo Posada, en aquel momento «no fue rechazada ninguna organización que haya pedido participación». Fostik, por su parte, sostuvo que «las cámaras empresariales más representativas guardaron silencio desde la semana de turismo de 2005 al presente y jugaron bajo las normas impuestas, pero ahora alguien no estaría de acuerdo con ellas».
Más allá de que los gremios pretenden poner otros temas en la discusión, el principal cometido de los consejos de salarios es definir el aumento para julio de 2006, enero de 2007 y julio de
2007, así como los mínimos salariales en diferentes categorías. Sin embargo, empleados y empleadores observan con preocupación el hecho de que seguramente la mayoría de los acuerdos no estarán prontos en julio. En ese caso, y al igual que pasó el año pasado, las empresas deberán «reliquidar» los sueldos cuando se sepa el porcentaje de aumento para cada sector.
Una vez que sean convocados los 20 consejos de salarios «madre» -lo cual sucedería a comienzos de junio-, empezarán a funcionar los subgrupos.
El delegado sindical Milton Castellano explicó que «instalar tantas mesas de negociación lleva unos 20 días» y que el espacio físico tampoco ayuda: «En el ministerio hay sólo doce salas para negociar», argumentó. El asesor de la Cámara de Comercio Julio Guevara cree que la demora «dependerá de los plazos de negociación que imponga el ministerio». En cambio, Posada entiende que «si no aparecen sorpresas» se podrá acordar rápido, ya que habrá que aplicar la pauta salarial del Ejecutivo «y nada más».