Cumbre del Mercosur en medio del proteccionismo

El presidente Tabaré Vázquez confirmó ayer que planteará con «delicadeza» el tema de las trabas a los productos uruguayos de Argentina y Brasil.

Al encuentro asistirán, además, los presidentes de estados asociados como Bolivia y Chile, Evo Morales y Michelle Bachelet; también fue confirmada la presencia de Hugo Chávez, de Venezuela, mientras que Rafael Correa, de Ecuador, comunicó su inasistencia.

El canciller paraguayo Héctor Laconagta dijo ayer que existe un acuerdo anticipado entre Argentina, Brasil Paraguay y Uruguay «para utilizar las monedas locales en el comercio intrarregional, descartando al dólar como referente«.

Oscar Rodríguez, viceministro de Relaciones Exteriores para asuntos de integración, de Paraguay adelantó que «se seguirá debatiendo el tema de las asimetrías de los socios pequeños Paraguay y Uruguay ante los más grandes como Argentina y Brasil para afianzar el objetivo de alcanzar la libre circulación de bienes y personas«.

«Se debe ajustar el funcionamiento del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercado Común del Sur (Focem) que administra dinero a ser prestado a Paraguay y Uruguay para la inversión en infraestructura y achicar las asimetrías«, recordó.

En Montevideo, el presidente Tabaré Vázquez anticipó que Uruguay es contrario a la propuesta paraguaya de crear un Tribunal Superior de Justicia de tipo supranacional, porque es inconstitucional por la separación de poderes.

«El Mercosur primero debe mejorar muchas instancias, entre ellas, el mejoramiento comercial intrabloque«, dijo.

El mandatario reclamó ayer un mayor relacionamiento comercial en el Mercosur, cuya presidencia semestral asumirá mañana.

Vázquez señaló que «el bloque tiene que avanzar en el relacionamiento comercial«, y agregó que «Argentina y Brasil son mercados muy importantes«. Agregó que «las trabas comerciales serán analizadas« en la cumbre.

«Vamos a trabajar sobre esos puntos y analizarlos en profundidad, pero no perdamos de vista que Brasil es nuestro principal cliente y tenemos que trabajar con mucha delicadeza. Argentina también es otro destino importante y hay que cuidarlos sobre todo en momentos de crisis como esta«, dijo Vázquez.

Agregó que «hoy en día se hace difícil recuperar los mercados que se pierden o encontrar un sustituto para los mismos«.

privados. A todo esto, industriales brasileños pidieron ayer al gobierno de Lula da Silva abrir un panel en la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra Argentina por considerar que este país aplica barreras a las importaciones.

La Confederación Nacional de Industria (CNI) acusó a Argentina de adoptar licencias no automáticas para la importación de productos brasileños por un tiempo mayor del autorizado por la OMC, en un nuevo conflicto entre los dos principales socios del Mercosur.

La CNI indicó que las ventas a Argentina afectadas por las licencias no automáticas pasaron de 3,7% en 2004 a 13,5% este año. Las licencias no automáticas son consideradas una medida proteccionista porque en la práctica atrasan la entrada de bienes importados. (En base a Agencias).