Cutcsa propone mantener el servicio ante cualquier crisis

«La violencia en el transporte ha pegado muy fuerte «en los últimos tiempos (…) y nos duele a todos por igual, más allá de la empresa, de ser patrón, obrero o cooperativista», comenzó diciendo el presidente de Cutcsa, Juan Salgado, en el lanzamiento del «borrador» del proyecto de servicio especial. El mismo fue elevado al intendente capitalino, Ricardo Ehrlich, para encontrar mecanismos que «eviten perjudicar a la población que depende exclusivamente del transporte público para sus necesidades de desplazamiento.
Aclaró que cuando ocurren hechos de violencia muchas veces «parece que el asunto se divide entre insensibles y sensibles, pero nosotros queremos decir que a todos nos duele por igual»! Y, ante una consulta de Ultimas Noticias, consideró que «los obreros (haciendo referencia a los de Cutcsa) pienso que van a tomar el proyecto con mucha seriedad y así lo van a analizar, más allá de lo que decidan después».
«Se trataría, entonces, de cumplir con el trabajo, lógicamente con mucho dolor, al estar rodeado de características muy especiales, y las empresas estaríamos abiertas a que en las unidades se leyeran proclamas o expresiones de dolor ante eventuales situaciones que pudieran darse», señaló el titular de Cutcsa.

EJEMPLO A IMITAR

Lo que Cutcsa propone es «profundizar» la participación de las empresas y trabajadores del transporte, en coordinación con la Comisión de Seguridad en el Transporte, en las iniciativas que a nivel barrial se vienen desarrollando para mejorar la seguridad y calidad de vida de los vecinos que cuentan con menores recursos, focalizando las actividades en la niñez y adolescencia.
A modo de ejemplo, citó lo que se está haciendo desde hace casi un año en el barrio Casabó, donde tiempo atrás fuera asesinado un obrero de Ucot. «Allí la experiencia que se está realizando con vecinos y sus hijos es excelente, creándose una comisión de Seguridad. Se trabaja en escuelas y liceos, a nivel cultural y deportivo, lo que ha permitido que la relación entre los trabajadores del transporte y los vecinos del barrio haya mejorado sensiblemente. Para ello, hemos volcado no sólo recursos financieros sino recursos humanos».
En ese sentido, reveló que «tenemos previsto -a través de la iniciativa elevada al intendente y como ha ocurrido antes- realizar un aporte solidario de las empresas, de propietarios, obreros y cooperativistas que trabajen en la prestación del «Servicio Especial» destinado a la familia del compañero agredido». Por medio de la propuesta, Cutcsa convoca a las autoridades municipales, a los empresarios y a los trabajadores del transporte a participar de un ámbito donde se definen y acuerden acciones concretas frente a estas situaciones, lo que sería dado en llamar una Comisión de Emergencia.