De a poco, el mercado de crédito bancario comienza a reactivarse

Hay mayor demanda de los exportadores, y el público toma préstamos sociales del BROU. Banqueros advierten que el financiamiento de largo plazo aún está lejos de consolidarse

POR M.L.RODRÍGUEZ Y E. SZARFMAN DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

En los últimos meses comenzó a consolidarse una tendencia alcista del crédito, debido a la mayor demanda de financiamiento en dólares del sector exportador a los bancos privados, y del público en general por los préstamos sociales en pesos que otorga el Banco República (BROU).
No es casual que se le dé crédito en dólares a los exportadores y en pesos a los privados: una lección que aprendieron los bancos tras la crisis es que cada préstamo debe obligadamente estar nominado en la misma moneda en la que percibe sus ingresos el solicitante.

Pero a pesar de la tendencia alcista de los últimos meses, los banqueros afirman que la demanda por préstamos aún es débil como para que se configure una reactivación plena del crédito. Es que si bien hay individuos y empresas que se están endeudando con el sistema bancario, se trata de negocios de corto plazo, y todavía no se ve un repunte del crédito a mediano y largo plazo, ni en pesos ni en dólares.

Algunas empresas, en la medida que se van recuperando, se animan a tomar préstamos para maquinarias y materias primas. En particular las firmas exportadoras relacionadas al sector agropecuario son las principales tomadoras de créditos en dólares, a plazos que en general no superan el año.

Los pequeños créditos normalmente se solucionan a través de tarjetas de crédito, sobregiros en cuenta corriente o alguna modalidad por el estilo, y no a través de préstamos propiamente dichos. En tanto, el gran ausente es el crédito hipotecario, ya sea por la falta de interés de la mayor parte de las instituciones como por la escasez de demanda.

En el primer cuatrimestre del año el stock total de créditos vigentes de la banca privada –incluyendo a Cofac y excluyendo al Nuevo Banco Comercial– fue de 0,7%. Pero por ejemplo en abril en relación al mes anterior el alza fue mucho mayor, de casi 4%.

En el BROU el alza del crédito en pesos fue mayor, del orden de 12% en el cuatrimestre, lo que es consistente con el plan de negocios de la entidad, que prevé un crecimiento de las líneas de negocios en moneda nacional este año.

El grueso de este aumento se debe al incremento del crédito social, una vez que los ingresos de los hogares comenzaron a mostrar cierta mejoría, dijeron fuentes del BROU a El Observador.

“En general no hay un boom de la demanda de crédito, pero el banco está trabajando bien con los préstamos en pesos, de acuerdo a lo que establece su plan de negocios”, agregaron las fuentes.

Sin embargo, el stock de préstamos en dólares del BROU se redujo 4% en el primer cuatrimestre, debido a que hubo cancelaciones y la falta de demanda mitigó la concesión de nuevos créditos.


Exportación. En el caso de Banco ACAC, los créditos vigentes se elevaron en US$ 58 millones en el cuatrimestre, y si se calcula el stock total (vigentes y vencidos) el alza fue de US$ 66 millones.

En el caso de los préstamos vigentes, cerca de la mitad del incremento se debe a la absorción de los activos del Banco Sudameris, y la otra mitad corresponde a un incremento genuino del negocio con el sector no financiero, señalaron fuentes de Banco ACAC.

Este aumento genuino del crédito se concentra en la financiación al sector exportador, mientras que las demás líneas de crédito, si bien están disponibles, no tienen una demanda fluida.

En la cooperativa Cofac, el sector agropecuario es el principal demandante de créditos. El gerente general de la entidad, Gustavo Marton, dijo que los préstamos no superan un año de plazo, son en dólares para los exportadores, y los sectores relacionados pero no exportadores reparten sus créditos entre pesos y dólares en partes similares. “La idea es evitar el descalce de monedas”, explicó.

En cuanto a los créditos personales, Marton sostuvo que hay un repunte leve, pero el público “está reacio a endeudarse a largo plazo”. Si bien Cofac tiene líneas de crédito para automóviles e inmuebles en Unidades Indexadas, la demanda continúa siendo baja.

Fuentes del Discount Bank indicaron que en ese banco también son los créditos al sector exportador los que más repuntaron, mientras que en otros sectores aún es muy leve por falta de demanda. Entre las personas físicas hay más solicitudes de préstamos pero aún se está muy lejos de los préstamos para viajes y electrodomésticos que se solicitaban antes de la crisis.


Crédito corporativo. Por otra parte, fuentes de BankBoston indicaron que el crédito corporativo nunca se detuvo y que actualmente está creciendo, acompañando la mejora financiera de las empresas. En tanto, el crédito a las personas y los pequeños comercios está recuperándose. Las fuentes señalaron que a partir de junio el banco incursionó en el mercado de Unidades Indexadas para los préstamos automotores a plazos de hasta cinco años. Este crédito se puede tomar a través de leasing o con prenda en garantía.