Déficit fiscal retomó tendencia a la baja de meses anteriores

En tanto, el resultado negativo descendió en 6,3% hasta los US$ 359 millones en lo acumulado en los primeros nueve meses de 2003.

Tomando un Producto Bruto Interno (PBI) cercano a US$ 11.000 millones, el déficit se ubicó en 4% del PBI mientras que la meta del gobierno pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es de 3%. Aunque a simple vista estos números muestren lo contrario, la economista María Laura Rodríguez de El Observador y otros analistas consultados indicaron que es muy probable que el gobierno alcance las metas a fin de año o esté sumamente cerca.

En agosto el déficit fiscal continuó en 4,5% del PBI debido a que un aumento del producto compensó la suba del desequilibrio en las cuentas públicas, pero el descenso a 4% se explica sobre todo por un menor gasto del gobierno central, que tuvo un resultado negativo de US$ 559 millones en el período, menor de a los valores de todos los meses anteriores.

A su vez, el déficit fiscal fue compensado en parte por el superávit de US$ 120 millones de las empresas públicas y por el resultado positivo los gobiernos departamentales de US$ 6 millones. En tanto, el BCU duplicó el resultado negativo que tenía a agosto y se situó en US$ 9 millones.

El financiamiento del déficit fiscal se efectuó básicamente con depósitos netos por US$ 1.045, que en la parte que corresponde a 2002 incluye la asistencia a los bancos comerciales. Los préstamos sumaron US$ 226 millones, US$ 159 millones con pasivos monetarios y US$ 762 millones con títulos públicos.

Sin embargo, de estos saldos favorables se deben descontar los pagos por US$ 262 millones por bonos Brady, el descenso de las reservas por US$ 353 millones y otras cuentas a pagar como ser los proveedores del Estado.

(Observa)