Deflación de octubre se debió a rebaja del boleto y cuota mutual

Por primera vez en un año, y luego de una racha de persistentes alzas inflacionarias, octubre cerró con deflación, como consecuencia directa de las medidas aplicadas por el gobierno en los últimos dos meses para contener la suba de los precios.
Los precios al consumo cayeron en octubre 0,23%, según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por consiguiente, la inflación en lo que va de 2007 se ubicó en 8,42%, mientras que en los últimos 12 meses fue de 8,87%.

La deflación de octubre fue impulsada por la rebaja del boleto, la cuota mutual y las tarifas de energía eléctrica.

No obstante, la caída de precios no alcanzó un nivel mayor debido a la suba de aquellos precios que no tuvieron intervención directa del gobierno, como los alimentos –en particular frutas y verduras–, vestimenta y enseñanza, entre otros.

El mayor aumento de precios se produjo en frutas, verduras y aceites,cuyo incremento en octubre fue de 7,46%, 5,12% y 4,11%, respectivamente. Eso contribuyó a que la inflación acumulada en el precio de las verduras sea de 130,85% en el año.

Precisamente, distintos analistas consultados por El Observador señalaron su preocupación por el alza de frutas y verduras y por la inflación subyacente, es decir la que excluye los precios más volátiles de la economía. Desde el Banco Central (BCU), también ven “alta” la inflación subyacente, se indicó a El Observador. Empero, los expertos indicaron que el dato de octubre disipó eventuales riesgos de que el Índice de Precios al Consumo (IPC) cierre el año en el entorno de 10% (ver Voces con peso).


Medidas con impacto. Una vez conocido el dato de inflación de setiembre, de 1,73%, el gobierno implementó una batería de medidas para bajar los precios.

Entonces, eliminó el Impuesto a la Compra de Monedea Extranjera (Icome), redujo las tarifas de UTE, bajó los combustibles, rebajó el cargo fijo en la tarifa de ANTEL, rebajó la cuota mutual y exoneró de IVA a la carne de ave.

De esas medidas, las que más incidieron en la baja de precios en octubre fueron la de la cuota mutual, que disminuyó 6,10%, y la baja en las tarifas de UTE, que cayeron 2,99%.

Pero el 9 de octubre, el gobierno dispuso que el boleto urbano bajara de $ 15,50 a $ 13,50, lo que implicó el pago de una subvención estatal de $ 1,50, ya que los restantes $ 0,50 serán absorbidos por las empresas de transporte.

Esa iniciativa permitió que para el índice de precios de octubre el boleto bajara 9,15%, lo que tuvo una incidencia total de -0,45% sobre el total.

El ministro de Economía, Danilo Astori, había señalado, con insistencia, que preveía un escenario de deflación para el último tramo del año como consecuencia de la aplicación de dichas medidas.


Copom. Mientras tanto, el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCU se reunirá hoy para establecer que rumbo seguirá la política monetaria. Fuentes del BCU afirmaron que continuará el sesgo contractivo de la política monetaria. En esa dirección, la discusión estará centrada entre mantener la tasa call –para préstamos interbancarios a corto plazo– en 7% o “dar un pequeño paso” y subirla un cuarto punto porcentual, hasta 7,25%. En octubre, el BCU había aumentado la tasa call de 5% a 7%.

Asimismo, las fuentes aseguraron que pese a la contracción monetaria impulsada por el BCU, no se advierte un riesgo de enfriamiento de la economía.