Demanda eléctrica crecerá 3,5% y UTE gastará US$ 570

La empresa proyecta además un barril de petróleo a US$ 80 (ayer el crudo cerró a US$ 81,51) y un nivel de hidraulicidad medio para el año, agregaron los funcionarios.

Estas previsiones fueron las que tomó en cuenta UTE al momento de proponer al Poder Ejecutivo una rebaja en el cargo por potencia y el mantenimiento de las tarifas eléctricas. Además, el Ministerio de Economía autorizó al ente a utilizar 3% de su facturación anual (unos US$ 26 millones) en la implementación de una nueva opción de tarifa para los clientes residenciales con consumos básicos.

Ambas propuestas están a estudio del Poder Ejecutivo.

El costo de generación que UTE previó para este año es inferior a lo que el ente gastó en 2009. Según datos de la Administración del Mercado Eléctrico (ADME), hasta noviembre UTE llevaba gastados US$ 631,3 millones.

Hasta ese mes, la demanda eléctrica había aumentado 2,9%. Para 2010 UTE previó un incremento de 3,5% de la demanda. Para atenderlo el ente prevé que se incorpore más potencia (ver aparte).

Por el momento -y a diferencia del año pasado- UTE está atendiendo el consumo con la generación de las represas sobre el Río Negro y la de Salto Grande y tiene sus centrales térmicas apagadas.

En años anteriores, UTE utilizaba lo menos posible las represas sobre el Río Negro a fin de preservar el agua en sus embalses para los meses de invierno que son los de mayor demanda. «Hoy los embalses están todos a tope», señalaron las fuentes y por eso se está abasteciendo la demanda con generación hidráulica.

TARIFAS. UTE elevó al Poder Ejecutivo una propuesta para crear una nueva tarifa denominada «Tarifa de Consumos Básicos Residenciales».

Las fuentes señalaron que dependerá de cuándo el Poder Ejecutivo la apruebe para ver el momento en que estará operativa la misma.

Está destinada a los clientes residenciales de bajo consumo (hasta 200 kWh todos los meses). Esto es, aquellos que gastan hasta $ 1.000 (dependiendo de la potencia contratada) en la tarifa mensual.

Esto beneficiaría a cerca de 270.000 consumidores (el 23%) de los 1,2 millones que tiene el ente, había dicho a El País el director Fernando Boions.

Según señaló el ente en un comunicado, si el cliente consume hasta 100 kWh/mes «con la nueva tarifa pagará un 60% menos que en la actual Tarifa Residencial Simple, ahorrando $ 325 por mes».

«Si es de 170 kWh/mes (unos $ 850 a $ 900) con la nueva tarifa pagará un 24% menos que en la actual, ahorrando $ 213 por mes», se ejemplificó.

Asimismo, «si los consumos son superiores a los 200 kWh/mes al cliente le conviene permanecer en la Tarifa Residencial Simple», se recomendó.

Además, UTE propuso rebajas superiores al 10% en los cargos de potencia contratada para los hogares y los pequeños comercios.

El precio de la potencia contratada es uno de los costos fijos que cualquier cliente debe pagar y actualmente es de $ 37,60 por cada 1.000 watts de potencia, por lo que la rebaja para un cliente residencial sería de unos $ 12.

Los grandes consumidores no tendrán ninguna rebaja de tarifas. Desde la Asociación de Grandes Consumidores de Energía Eléctrica Industrial (Agceei) se aboga por un aumento de la «oferta eficiente», esto es incorporar mayor generación privada. Señalan que si eso no ocurre el precio de la energía eléctrica seguirá subiendo. Un estudio de la Agceei revela que el precio para grandes consumidores subió 487% en promedio entre junio de 1997 y diciembre de 2009.