Denuncia penal contra ex gerente de El Correo

El Ministerio de Educación y Cultura (MEC) recurrirá hoy ante la Justicia penal para denunciar al ex gerente de El Correo, José Luis Sánchez por las contrataciones directas que este realizó a una empresa de cartelería. Esta es la primera consecuencia con alcances penales de la batería de medidas que el Poder Ejecutivo ordenó adoptar al Directorio de El Correo con el objetivo de poner en orden el caos administrativo constatado en esa repartición pública.
Según una investigación interna de la empresa postal estatal, Sánchez contrataba siempre a la misma firma. Sólo una vez pidió precios a otra empresa para cartelería, pero cómo esta giraba en el rubro de aire acondicionado no cotizó, y el ex gerente volvió a contratar a la misma firma de siempre. Ese accionar motivó que Sánchez fuera sumariado y que recibiera una sanción “media”. Eso motivó la reacción de la Auditoría Interna de la Nación, que señaló que las irregularidades cometidas por Sánchez eran graves. No obstante, El Correo ni separó a Sánchez del cargo, ni le retuvo parte de su sueldo y le permitió seguir utilizando el teléfono celular del organismo.

La Auditoría cuestionó este aspecto e hizo notar que en un mes Sánchez, desde su casa generó la mayor cuenta entre los celulares de El Correo. En las medidas dispuestas por el gobierno la semana pasada se señaló expresamente que El Correo debía cobrarle esas llamadas a Sánchez, y exigió que este gerente regresara a su puesto en el Codicen, de donde había sido trasladado en comisión. Sánchez, que en el Codicen se desempeño primero como chofer y luego en el área de informática, integró en las elecciones internas las listas del ex presidente de El Correo, el diputado colorado Diego Martínez.

En tanto, por orden del gobierno El Correo también procedió a anular el contrato que tenía con la empresa de seguridad Fast Clean, propiedad de Dogomar Morosini, otra persona que también integró las listas de Martínez.

En el año2003 la comisión asesora de adjudicaciones entendió que la oferta de Montechiff Ltda. era la más conveniente para contratar una empresa de seguridad. Sin embargo, el 7 de octubre de ese año, una resolución firmada por Martínez resolvió contratar a la empresa Fast Clean de Morosini. El entonces presidente de El Correo afirmó en la resolución que la empresa de Morosini fue “convocada en una situación límite debido al abandono de la anterior empresa contratada,(y) debió asumir las nuevas tareas en el mismo día de su convocatoria cubriendo un servicio de alto riesgo”.

El contrato era por un año, prorrogable por dos más. La anterior empresa dejó de prestar servicios porque El Correo no le pagaba.

Por entonces, el gerente de la División Recursos de El Correo era Sánchez.