Depósitos de argentinos suben 40%

En el primer semestre de 2009 los depósitos de no residentes en Uruguay se incrementaron en el orden del 40%, respecto a igual período de 2008, según datos que se desprenden del Banco Central y que fueron reafirmados por el economista Juan Carlos Protasi a Ultimas Noticias. Así, los primeros seis meses del año reflejaron la presencia de U$S 2.347 millones de no residentes en el sector privado, hasta el 30 de junio.

Y a pesar de que el origen de los mismos se desconoce, la gran mayoría responde a bolsillos argentinos. Según el portal digital Cronista.com el 90% de los depósitos de no residentes en Uruguay son de la orilla de enfrente. Consultado por Ultimas Noticias, Protasi estuvo de acuerdo con la estimación que al medio argentino le fue revelada por un funcionario del Banco Central del Uruguay.

Partiendo de ese porcentaje, la fuga de ahorros argentinos que vinieron a parar a la plaza local asciende a U$S 630 millones en los últimos doce meses, lo que equivale a unos U$S 51 millones por mes, como mínimo.

La inestabilidad política y económica de Argentina sumada a la tranquilidad que ofrece la plaza uruguaya parece ser la combinación que incentiva el depósito de ahorros argentinos en el mercado local, teniendo en cuenta que la tasa de retorno local se ubica en el orden del 1% e inclusive un 0% para los depósitos a la vista.

Asimismo, Protasi advirtió que el total de depósitos argentinos en Uruguay no representa más del 3% de las fugas que experimentó ese país: «Desde octubre del año 2007 hasta marzo de 2009 se fueron U$S 40.000 millones de Argentina. En el mismo período ingresaron U$S 1.095 millones de no residentes a Uruguay, y suponiendo que son en su mayoría argentinos, estamos hablando del 2,7%».

El economista y corredor de bolsa, Pablo Montaldo, dijo a Ultimas Noticias que la corriente de argentinos “es muy fuerte”.

El director ejecutivo de la Asociación de Bancarios del Uruguay, Julio De Brum, dijo a Ultimas Noticias que estos depósitos «son colocados en el exterior así que no hay un factor de riesgo». Al respecto, el gerente general de Banco Santander, Jorge Jourdan, explicitó que actualmente la institución no está promoviendo la llegada de esos ahorros al país, teniendo en cuenta que en la crisis del 2002 el retiro del dinero representó el 53% del capital.

Por su parte, Protasi dijo que lo más preocupante no es la posibilidad de un retiro masivo de los depósitos ante la mejora de las tasas en el mercado financiero internacional, sino los efectos en la economía real si Argentina debiera devaluar su moneda o se declarara en default. «Entonces los uruguayos y brasileños viajarían para comprar en Argentina y se vería afectado el consumo local, así como bajarían los negocios inmobiliarios», explicó el especialista y agregó: «Argentina tiene hoy una situación muy comprometida e insegura, potencialmente hay chance de que ocurra una devaluación porque la situación política cambió y si no se pueden subir las retenciones, la forma de que rinda más el dinero es devaluando la moneda». Por otra parte, De Brum precisó que para los bancos uruguayos un buen componente de su rentabilidad es la exportación de servicios financieros: «De no ser así probablemente estaría comprometida la presencia de muchos bancos de Uruguay», dijo. Respecto a la posibilidad de que el porcentaje de depósitos de no residentes siga en ascenso, De Brum consideró que tenderá a estabilizarse. Consultado respecto a la pérdida de esos ahorros ante la mejora de tasas internacionales, que se esperan para la segunda mitad de 2010, el economista estimó que puede darse una reducción de los ahorros no residentes en Uruguay aunque también los bancos locales estarían en condiciones de ofrecer mejores números.