Desbloquean uno de los puentes y la Gendarmería toma el control

Los asambleístas de Gualeguaychú despejaron la ruta 136, reinstalando su campamento a la vera de la carretera donde desde ahora permanecerán “vigilantes” de que se cumplan las condiciones que reclaman a los dos gobiernos.

“De nuestra parte ya está, levantamos los cortes, vamos a ver qué pasa ahora”, dijo muy convencido el asambleísta Luis Molinuevo al ser entrevistado por Radio 10 durante el procedimiento de desmovilización.

La señal que vino ayer de Gualeguaychú, empero, no fue considerada como suficiente por el gobierno de Tabaré Vázquez. Es que durante todo el día permaneció cortado el paso por el puente internacional de Paysandú–Colón y el mandatario uruguayo ha insistido en estos últimos días en que no negociará si no se habilitan todos los pasos fronterizos, postura reafirmada por el canciller Reinaldo Gargano y por un comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores en las últimas horas de ayer (ver nota aparte).

Si bien toda la operación de desmovilización se llevó a cabo sin tropiezos, hubo nerviosismo del lado argentino en horas de la mañana cuando advirtieron que un grupo de unas 300 personas se habían concentrado en la cabecera uruguaya. Se trataba de la anunciada movilización de los fraybentinos que resultaron desempleados a causa de los cortes. No obstante, los uruguayos hicieron su reclamo sin ocasionar ningún tipo de inconvenientes.

FLEXIBILIZANDO. La operación se produjo tal como la habían previsto los asambleístas que luego de movilizar la maquinaria que cortaba la ruta 136 incluso barrieron el asfalto. Simultáneamente los efectivos de la Gendarmería Nacional argentina tomaron el control de la vía de tránsito internacional.

El jefe del escuadrón de Gendarmería, Neri Romero, indicó al sitio Análisis Digital que se reforzó el personal del cuerpo “para que brinde seguridad a quienes se queden en la ruta” y agregó que “se dispondrá de personal que controle que los vehículos que pasen por la zona circulen más despacio para evitar inconvenientes”. El jerarca policial puntualizó que, en cambio, no tiene “ninguna orden para detener camiones”, un reclamo que los asambleístas hicieron a las autoridades para garantizar que no pasen vehículos de carga con material para las plantas. En este sentido, cabe recordar, que el gobernador entrerriano Jorge Busti comprometió los servicios de la Policía provincial para que efectuara esas tareas de control y, eventualmente, detener camiones que transporten carga para Botnia o ENCE.

Una vez que la ruta quedó despejada comenzaron a pasar los primeros vehículos, entre ellos algunos camiones que aguardaban el levantamiento del bloqueo en el cercano parador “La Víbora” desde la noche anterior. También, y según información recogida por El País, volvieron a circular las empresas de ómnibus que transportan pasajeros entre Uruguay y Argentina.

A un costado de la ruta quedaron ahora las carpas, los baños químicos, casas rodantes, numerosos vehículos y los enseres de los asambleístas que ahora instalaron la “vigilia” de siete días durante la que aguardarán una señal desde Uruguay que, concretamente para los asambleístas de Gualeguaychú, consiste en que las empresas detengan sus obras en Fray Bentos.