Descartan existencia de foco de fiebre aftosa frente a Salto

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) descartó ayer que se haya producido un foco de fiebre aftosa en Concordia, frente a Salto, luego que distintas versiones avalaran esa posibilidad.
La secretaría de Estado precisó que sus servicios técnicos realizaron distintos contactos con el Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de Argentina, cuyos responsables “negaron el episodio”.

Al mismo tiempo, el MGAP informó que sus funcionarios dispuestos en toda la frontera “no han constatado hechos y recibido información alguna que confirme la versión hecha pública en Montevideo y difundida en algunos medios de comunicación”.

Esta situación, que había generado preocupación en el sector agropecuario –ver apunte–, ocurrió en forma coincidente con la presencia en Uruguay de delegaciones sanitarias de países como Estados Unidos y Rusia.

Dichas misiones deberán verificar las condiciones de producción y comprobar in situ el estatus sanitario uruguayo.

En tanto, el MGAP consideró “sumamente necesario” aclarar que la región no registró nuevos episodios de aftosa, más allá de los informados en enero de 2007 en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

“Son todas macanas”, expresó el ministro, José Mujica, al ser consultado sobre el punto.

Las autoridades ministeriales aclararon que la gestión sanitaria con Argentina es de “permanente coordinación”.

Esta situación se produjo en el inicio de una nueva campaña de vacunación contra la fiebre aftosa a todo el rodeo vacuno argentino, de unos 55 millones de cabezas.

En Uruguay la vacunación a todo el rodeo, de cerca de 12 millones de bovinos, finalizó en febrero.

Sobre la continuidad de la existencia de focos de fiebre aftosa en el Cono Sur, en la segunda quincena de marzo se pondrán en marcha misiones sanitarias multinacionales de alta vigilancia de la enfermedad en las fronteras comunes que involucran a Argentina, Paraguay, Brasil y Bolivia.

En esas zonas existen focos de un mismo tipo de virus desde hace casi una década.

El control del cumplimiento de esas misiones estará a cargo de profesionales de esos países, más Chile y Uruguay.

Por otra parte, Argentina, tercer exportador mundial de carne, recuperó ayer el estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación, un año después de que un brote de la enfermedad provocara el cierre de varios mercados, según informó el gobierno.

La aftosa había surgido en febrero de 2005 en Corrientes, lo que derivó en la pérdida de exportaciones, que se recuperaron recién en los últimos meses.

“La Organización Mundial de Sanidad Animal restituyó la condición de zona libre de aftosa que practica la vacunación al territorio nacional ubicado al norte del Río Negro”, comunicó el Senasa.

El organismo exceptuó de la medida a “una franja de 15 kilómetros de ancho a lo largo de la frontera norte, donde se mantiene la suspensión del estatus con una vigilancia intensiva”.