Descubren yacimiento de gas en el mar, entre Punta del Este y el Cabo Polonio

A pedido de la Armada uruguaya, hasta diciembre pasado un barco de bandera rusa realizó estudios marítimos de tipo geofísico en aguas juridiccionales e internacionales con el fin de extender los derechos del país sobre la Plataforma Continental. Toda la información que recogió ese buque fue enviada para su análisis a Alemania y recién el miércoles pasado el gobierno uruguayo recibió información al respecto.
El informe que llegó desde ese país europeo puede cambiar y mucho la matriz energética uruguaya y la economía misma del país: en una extensa zona de 7.000 kilómetros cuadrados sobre el Océano Atlántico que va de Punta del Este al Cabo Polonio existe nada más ni nada menos que un yacimiento de gas, donde se acumularían 5,6 billones de metros cúbicos de gas, dijeron a El Observador fuentes oficiales.

El primero en recibir la noticia fue el comandante de la Marina, vicealmirante Tabaré Daners quien por escrito notificó el jueves a la ministra de Defensa, Azucena Berrutti. Ésta no dudó en levantar el tubo para llamar y darle las buenas nuevas al Presidente Tabaré Vázquez que estaba embarcado pescando en Maldonado.

Ayer, el mandatario, en pleno puerto esteño, vestido con una campera abrigada bajó de un yate y oficializó el histórico descubrimiento. Anunció que un buque científico ruso determinó que en la Plataforma Marítima uruguaya, desde la frontera de Brasil hasta Punta del Este, “hay un reservorio extremadamente importante de gas metano y gas libre, que seguramente va a cambiar las condiciones de trabajo en el Uruguay, sobre todo en lo que respecta a su matriz energética”.

Agregó que “seguramente habrá que hacer estudios de impacto ambiental” respecto a las posibilidades de explotación del recurso y reveló que ya estuvo hablando del tema con un técnico biólogo.

Fuentes del comando de la Armada revelaron a El Observador que el barco ruso que realizó estudios geofísicos en la Plataforma –trabajos que abarcan desde el fondo del mar al subsuelo inclusive – determinó, entre Punta del Este y Cabo Polonio a 100 millas (160 Kilómetros) de la costa, la “presencia de hidratos de gas, mayormente metano, en un área aproximada de 7.000 kilómetros cuadrados, donde además por debajo se verificaría una gran acumulación de gas libre”. El estudio “preliminar” señala que “habría cuencas de gas de una densidad importante que haría posible su comercialización”, dijeron las fuentes.

En esa zona, la profundidad del agua va entre los 300 metros y los 1.000 metros, según técnicos que explicaron que el buque ruso responde al Instituto Federal de Geociencias y Recursos Naturales de Alemania.

El presidente de Ancap, Daniel Martínez, comentó que los estudios sismográficos serán examinados por técnicos del ente y dijo que de confirmarse será “una gran noticia para el futuro de Uruguay”.

Señaló que Ancap “profundizará las investigaciones a la luz de los nuevos datos”. De todas formas comentó que lo señalado por el informe “son buenas señales pero no hay certezas”.

La Armada uruguaya había firmado un convenio con Alemania para, mediante un barco ruso, realizar mediciones geofísicas en la Plataforma Continental. La Armada busca que el país obtenga la autorización de las Naciones Unidas para extender su jurisdicción marítima hasta las 350 millas. De ser autorizado, Uruguay tendrá derechos sobre los recursos “del lecho y subsuelo” de la Plataforma Continental, por lo que de aparecer petróleo o gas en esa zona, su propiedad corresponderá al país.

El buque ruso recorrió 1.780 kilómetros sobre la Plataforma uruguaya y el espacio reclamado, donde fue disparando cañones de aire comprimido y por el rebote del sonido, se midió el espesor de la capa de sedimento. De esa manera fue que se encontró el reservorio de gas en aguas jurisdiccionales uruguayas.